El Instituto de Previsión Social de la provincia de Buenos Aires (IPS) confirmó hoy que los docentes jubilados y pensionados percibirán a partir del 7 de mayo la suba salarial acordada por el gobierno con los gremios docentes.

Por lo pronto, se trata de la diferencia retroactiva de los meses de marzo y abril de 2019, al aplicarse el incremento que surge de la negociación paritaria, para activos y pasivos.

La semana pasada, los gremios docentes reclamaron al gobierno provincial que garantice que los maestros jubilados cobren los primeros días de mayo el aumento, se confirmó hoy y finalmente sucederá el 7 de mayo. 

La propuesta paritaria para el 2019 es un aumento automático cada 3 meses según la inflación del INDEC.