El Gobierno bonaerense  y los docentes volverán a reunirse esta tarde en La Plata, con el  fin de continuar las negociaciones salariales y buscar un acuerdo que no demore el inicio de clases, previsto para el  5 de marzo.

Se reunirán nuevamente, después de que la semana pasada los sindicatos rechazaron la oferta de un aumento del 15 por ciento en tres tramos, que no incluía la cláusula gatillo.

La propuesta presentada la semana pasada, además del 15 por ciento de suba, incluía una bonificación extraordinaria de 4.500 pesos para los maestros que no faltaron durante el ciclo lectivo del año pasado.

Los gremios rechazaron la oferta, pidieron una nueva reunión ‘urgente’ y que mejoren la propuesta, además de insistir en la denominada cláusula gatillo por inflación.

Según una fuente oficial citada por Télam, el Ejecutivo está dispuesto a aumentar el salario docente, pero condicionado a bajar el nivel de ausentismo, ya que apuntó que el año pasado se otorgaron 105 mil licencias médicas por mes, lo que implica que el 40 por ciento de los chicos de primaria tiene más de un maestro al año y, de esos, el 20 por ciento tiene más de dos.

"Es una propuesta salarial a la baja. El Banco Central hace un  proyección de inflación de un 19,4 por ciento y la gobernadora nos ofrece  el 5 por ciento por cuatrimestre, que son 625 pesos”, se quejó el secretario general del Suteba, Roberto Baradel, al término de ese  encuentro.