La Cámara Federal de Casación Penal sobreseyó este martes a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, al gobernador Axel Kicillof y al resto de los acusados del expediente en el que se investigan supuestas irregularidades en la compra-venta de dólar futuro, confirmaron a Télam fuentes judiciales.

Los tres jueces que conforman el tribunal, Daniel Petrone, Diego Barroetaveña y Ana María Figueroa, votaron en el mismo sentido, aunque Figueroa lo hizo con un voto propio.

Petrone y Barroetaveña arguyeron que la pericia realizada por la Corte Suprema demostró que no existió delito, ya que concluyó que el uso del instrumento dólar futuro se halla dentro de las posibilidades previstas por la carta orgánica del Banco Central.

En ese sentido, definieron que el uso del dólar futuro como política monetaria "constituye, entonces, una cuestión política cuyo acierto o desacierto se encuentra detraída del control jurisdiccional, al menos de aquel que a esta Cámara compete".

Las imputaciones a los acusados se dieron en marzo de 2016 por parte del juez de instrucción Claudio Bonadio. En ese momento, el magistrado fallecido en 2020 argumentó que la operatoria del dólar futuro implementada a fines de 2015 "excedía la capacidad de decisión burocrática de los directivos" y que generó un perjuicio económico para el BCRA de unos 77.000 millones de pesos. 

Entre los demás acusados que fueron sobreseídos figuran el actual presidente del Banco Central, Miguel Pesce, su antecesor Alejandro Vanoli, el titular de ARBA Cristian Girard, el ex director del BCRA Pedro Biscay y el presidente del Banco Provincia Juan Cuattromo, entre otros.

La última audiencia de Cristina

A principios de marzo, los acusados habían solicitado su sobreseimiento en el marco de una audiencia virtual celebrada ante la Casación luego de que el Tribunal Oral Federal (TOF) Nº 1 les negara el sobreseimiento y decidiera, por mayoría, disponer que la causa avanzara a debate oral y público.

En aquella audiencia celebrada por Zoom, y transmitida en vivo por distintos canales de televisión, Cristina Kirchner aseguró que la causa se "manipuló al calor del proceso electoral" de 2015 y que con la operatoria de ese tipo de contratos no se le generó ningún perjuicio al Estado, por lo que exhortó a los jueces que debían decidir si se hacía o no el juicio oral a que "apliquen la ley".

La ex mandataria expuso durante unos 50 minutos en los que repasó algunos hitos del expediente judicial, cuestionó el papel del juez Bonadio y, en un mensaje directo a los jueces que la escuchaban, concluyó: "Yo no les voy a pedir mi sobreseimiento, les voy a pedir que apliquen la Constitución. Está todo escrito, tienen que aplicar la ley".

En aquella exposición, que realizó desde su despacho en el Senado, la ex mandataria recordó que la denuncia que dio origen a la causa había sido presentada por los jefes de bloques legislativos de Cambiemos, Federico Pinedo (PRO) y Mario Negri (UCR), entre la primera vuelta electoral y el balotaje en el que la ciudadanía tuvo que decidir entre Macri y el ex gobernador bonaerense Daniel Scioli.

"El 17 de noviembre de 2015, a las 12, en plena rueda cambiaria, Bonadio irrumpe con un allanamiento en el Banco Central. ¿Cuál era el objetivo? Provocar una corrida, una devaluación, un desastre para todos", continuó la Cristina, para luego hacer hincapié en que eso ocurrió cinco días antes de la segunda vuelta electoral.

El festejo de la vicepresidenta por el aniversario del acto frente a Comodoro Py

Curiosamente, el fallo de segunda instancia se dio exactamente cinco años después del acto que la ex presidenta realizó frente a Comodoro Py cuando fue citada a declarar por Bonadio en el marco de la misma causa.

Este martes por la mañana, la propia Cristina Kirchner recordó el aniversario en su cuenta de Twitter. "Gracias por tanto amor", comentó al retuitear un video de La Cámpora alusivo a aquella concentración en los tribunales federales.