La vicejefa de Gabinete de la Nación, Cecilia Todesca, dijo este lunes que la devaluación no es la solución a ninguno de los problemas de la economía argentina.

En diálogo con la radio Futurock, Todesca aseguró: "No vamos a devaluar. Cada vez que el tipo de cambio salta arrastra a los precios. El tipo de cambio no está en un nivel elevado. No deberia ser un problema", afirmó, aunque admitió que le "preocupa" el tipo de cambio del dólar blue, que cerró julio con la mayor suba mensual en el año y comenzó agosto a tan sólo cuatro pesos de su récord para 2021.

El cepo cambiario y las reservas del Banco Central

Además se refirió al cepo cambiario y explicó que sirve para determinar en qué se utilizarán los dólares que están dentro del Banco Central, por ejemplo "para crecer, generar trabajo, importaciones o pagar la deuda de las empresas". 

"Durante el año hemos recuperado reservas y estamos en una situación mucho mejor que la del año pasado", resaltó en ese sentido. 

Todesca añadió que "para que la economia crezca es fundamental que el consumo traccione. Es importante que este año los salarios le ganen a la inflación".

En ese aspecto, dijo que los ingresos de los sectores informales podrán ser traccionados por la recuperación del empleo formal, aunque reconoció que la inflación alta de los primeros meses del año "un poco come los talones". 

El efecto de la pandemia

Todesca aceptó que la pandemia postergó los objetivos económicos del Gobierno y dijo en ese sentido que el hecho de que la gente deba que "trabajar, producir y que el salario le alcance" son objetivos "básicos" a satisfacer antes de pasar a otros más profundos. 

Destacó también que en algunos sectores el crecimiento está en valores previos a la pandemia, de la mano de una suba del PBI del 2,5% en el trimestre.

"Argentina ya está creciendo pero necesitamos profundizarlo y expandirlo", añadió

La inflación

Sobre la inflación, la vicejefa de Gabinete dijo que se está produciendo una desaceleración "aunque quizás más lenta de la que nos hubiese gustado ver".

Además, explicó que la aceleración de la suba de precios respecto al 2020 se dio por un aumento de los precios de los commodities del 52% en un año.

"Eso para nosotros fue un shock de precios, lo que se llama inflación de costos", dijo, y explicó que, entonces, los productores argentinos, "además de convivir con una inflación elevada", deben afrontar un aumento del precio de los insumos". "Eso a nosotros nos alejó de nuestra meta (inflacionaria, del 29%)".

"Cuando vimos que no iba a ser cumplible esa meta por el alza de los precios internacionales vimos que lo importante era que los salarios le ganen e la inflación", agregó.