Dolores Etchevehere dijo este viernes estar "contenta" por el fallo del juez Raúl Flores, quien resolvió no hacer lugar al pedido de desalojo en un predio en disputa en Entre Ríos en el marco de un juicio sucesorio con sus hermanos, a quienes acusó de "poner a la mujer en un lugar de una persona que molesta"

"Por el hecho de ser mujer, a priori, me ubicaban en un lugar de '¿qué estás reclamando?'. Ni intelectualizan, directamente descartan, ponen a la mujer en un lugar de una persona que molesta", expresó Dolores en declaraciones a FM La Patriada.

Y en ese sentido, agregó: "Muchas veces a las mujeres nos corren hacia el lugar de la confusión, para debilitarnos, generar una situación de debilidad. Es un modus operandi. Nos atacan y piensan descartarnos, eliminarnos. Me han pasado cosas tremendas, que siempre he callado, para mantener una línea".

Dolores afirmó además que "nosotros estamos en paz, entramos en paz, estoy con mi nueva familia que es el Proyecto Artigas".

"Estoy contenta por el fallo del juez, es un comienzo para sacarle el velo a esta situación. No hay títulos que acrediten la propiedad a ninguno de los coherederos", expresó en alusión al predio en disputa en el marco de un juicio sucesorio entre los hermanos de la familia Etchevehere, entre ellos el ex ministro de Agroindustria de Mauricio Macri y ex presidente de la Sociedad Rural, Luis Miguel Etchevehere.

Sin embargo, advirtió: "Mis hermanos insisten, han avisado que no solo van a persistir en la entrada al campo, sino que van a cortar la ruta".

Asimismo, expresó que "este proceso lo divido en tres partes" y afirmó que "la primera que es la investigación, para ir a la justicia hay que tener pruebas, yo investigué dos años y medio, sola, callada".

"Luego, denuncié y después, tratando de que la justicia considere la denuncia", manifestó.

En otra parte de sus declaraciones, contó que "cuando he estado sentada frente del procurador de Entre Ríos, Jorge Amílcar, un asqueroso, yo iba con la denuncia en la mano y él me contestaba 'tranquila chiquita, ya se te va a pasar'".

El fallo del juez Flores contra el pedido de desalojo

El juez Flores resolvió este mismo viernes no hacer lugar al pedido de desalojo del predio en disputa en el marco de un juicio sucesorio entre los hermanos de la familia Etchevehere y propuso a las partes "pensar una solución pacífica y armónica".

La resolución del juez subrogante de la ciudad de La Paz, que será apelada por su hermano Luis, afirmó que Dolores "probó en la audiencia que fue declarada también heredera" de los predios.

El fallo, al que tuvo acceso Télam, se apoya en artículos de la Ley de Violencia de Género, y dispone que deben ser cumplidas por los tres hermanos Etchevehere y su madre, Leonor María Magdalena Marcial Barbero de Etchevehere.

El magistrado dispone que "cese de cualquier acto violento, molesto e intimidatorio hacia Dolores Etchevehere y las personas allegadas a la misma que se encuentran en el interior del establecimiento rural Casa Nueva junto a ella, por cualquier medio y por sí o por interpósita persona".

"El mismo juez que ayer nos mandó a conversar y hacernos amigos de los usurpadores, hoy nos prohíbe acercarnos al campo y hacer comentarios que los pueda incomodar. Fin de la propiedad privada y la libertad de expresión" , escribió en las redes sociales Luis Etchevehere, luego de ser notificado de la resolución.

El conflicto por el campo

El conflicto entre los hermanos Etchevehere se originó cuando Dolores autorizó el ingreso de militantes sociales del espacio político de Juan Grabois a un campo en el que vive para realizar una iniciativa agroproductivo y comunitario denominado como "Proyecto Artigas".

Ante esta situación, Luis Etchevehere se movilizó al frente de un grupo de productores rurales que se situaron en uno de los accesos de ese campo, objeto de una disputa sucesoria, para denunciar que en el lugar había una situación de "usurpación" por parte de su hermana y los militantes sociales que se encontraban en el lugar.

El dirigente pidió una orden de desalojo, y el juez Flores resolvió no hacer lugar y ropuso a las partes "pensar una solución pacífica y armónica", según el fallo conocido este viernes.