La modalidad de entrevistas virtuales que la pandemia convirtió en norma se volvió una gran solución para permitir el respeto de la distancia social en los medios y trabajos, pero también, en ciertas ocasiones, tuvo su contraparte incómoda.

Al parecer se puede pagar "caro" no seguir las simples recomendaciones que comenzaron en China con el coronavirus y se expandieron tras el virus a cada rincón del mundo que entró en aislamiento.

La primera, según la experiencia de los habitantes de Wuham, era fijar horarios para despertarse, alimentarse, recrearse y también para irse a dormir. Un consejo importante, advertían: sacarse el pijama o camisón al levantarse, y vestirse para empezar el día, como si se fuese a salir, más allá si durante el día tengamos -o no- un cada vez más probable cruce por videollamada.

El diputado nacional del PRO por la provincia de Buenos Aires Pablo Torello ignoró las recomendaciones y fue tendencia en las redes sociales este viernes, aunque no por algún proyecto que haya presentado en la Cámara Baja sino por un hecho un tanto más "vulgar".

Diputado en calzoncillos

Torello había estado físicamente presente en Diputados en la sesión junto con Julio Sahad, su compañero de bancada por La Rioja que dio positivo de coronavirus, por lo que debió permanecer aislado los siguientes días e hisoparse para ver si había contraído la enfermedad.

En esas circunstancias, Torello ofreció una entrevista a través de la cámara de su celular desde su casa con el canal local de noticias Bragado TV, en la que habló sobre la espera del resultado de su test y algunos otros temas de actualidad.

Sin embargo, el problema no fue ese sino que el diputado nacional estuvo los 20 minutos que duró la entrevista en calzoncillos, sin darse cuenta de que el plano de la cámara llegaba a captar debajo de su cintura y sin que el conductor del programa le advirtiera en ningún momento de la situación.

"La cámara que me tomaba mostró un plano muy amplio. Pero fue algo muy breve, no es nada que no se vea en la playa", explicó luego Torello al diario La Nación.

Además, decidió tomarse con humor la situación en sus redes sociales, al subir a su cuenta de Twitter un meme de Homero Simpson en calzoncillos con su propia cara. "Cosas que pasan cuando uno está en casa. Es bueno en medio de tanta angustia poder sonreír con un blooper. Cuídense todos", dice la frase que acompaña el posteo del legislador.

 

Torello no fue el único que sufrió una mala pasada con las entrevistas virtuales desde el hogar en tiempos de pandemia.

Entrevista periodística

Este jueves, la economista británica Clare Wenham ofrecía una nota con la BBC desde su casa a través de Zoom cuando su propia hija irrumpió en el plano para acomodar un cuadro de un unicornio en la biblioteca que se encontraba detrás.

"Creo que se ve mejor en el estante inferior. Es un unicornio hermoso", dijo con ocurrencia el periodista Christian Fraser, que la entrevistaba.

Hace dos meses, el periodista Will Reeve de ABC News, uno de los mayores canales de noticias de Estados Unidos, se preparó para dar una nota desde su casa con el programa Good Morning America. Pero, aunque usó un elegante saco, "olvidó", como Torello, ponerse los pantalones.

Reeve también decidió tomarse la situación con humor. "Cualquer recomendación de la gente que usa cinturones, pantalones o zapatos durante sus videollamadas laborales es más que bienvenida. Ahora, de vuelta al trabajo, con pantalones", dijo el periodista en su cuenta de Twitter ese mismo día.

Una videollamada complicada

Aunque el que es quizás el hecho más recordado de este tipo ocurrió tres años antes de la pandemia. En marzo de 2017, el profesor británico Robert Kelly, experto en el Lejano Oriente, se encontraba dando una entrevista sobre Corea con la BBC en un tono más que profesional cuando de pronto su hija mayor abrió la puerta de la habitación en la que se encontraba y se acercó a él dando saltos.

La cosa no terminó ahí sino que, segundos después su hijo menor también ingresó en el cuarto con su andador, seguido por su esposa que se arrojó despesperadamente buscando llevarse a los pequeños para salvar la entrevista, mientras Kelly intentaba correr a su hijos con su brazo izquierdo. Aunque, por supuesto, ya era demasiado tarde y el hecho no tardó en viralizarse.

Poco después, la familia completa ofreció otra nota con la BBC en la que explicó lo sucedido.

 

Cómo verse bien en una videollamada

La youtuber Katy Esquivel, influencer especializada en belleza y moda, es una de las expertas que brindó en su canal algunos tips para verse bien durante una videollamada.

Para evitar que el plano sea demasiado grande y se termine mostrando de más, como le sucedió a Torello, una buena opción que recomienda es colocar el celular o cámara de forma estable y a la altura de los ojos. También, por si hiciera falta, aconseja vestirse de forma completa, para evitar que cualquier necesidad de levantarse por un imprevisto termine en papelón.

Entre otros puntos, también recomienda:

  • Elegir un lugar con buena iluminación, preferentemente con luz natural
  • Cerciorarse de quitar objetos indeseables que puedan verse en el fondo
  • Mantener una buena postura