Cristina Kirchner volvió a alimentar hoy la polémica con la cuestión "pindonga y cuchuflito" al compartir en su cuenta de Twitter un artículo del diario español El País en el que, desde su punto de vista, se explica con precisión la crisis del consumo, al tiempo que denunció un "blindaje mediático" para proteger al presidente Mauricio Macri y la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal.

De esta manera, la ex presidenta intentó mantener en el centro de la campaña la polémica por la situación económica, que el propio ministro de Hacienda de Mauricio Macri, Nicolás Dujovne, alimentó en las redes sociales al responder a las críticas del pre candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, en una entrevista televisiva que se volvió viral.

"Es tan obsceno el blindaje mediático que tienen Macri y Vidal que, como en otras tristes épocas, para entender lo que pasa en nuestro país y en la provincia de Buenos Aires hay que recurrir a la prensa internacional", afirmó CFK.

Cristina remarcó también que "como siempre fue, las segundas y terceras marcas también son producidas por las grandes empresas". Y acompañó sus dichos con una captura de pantalla de la nota de El País en la que se especifica que, desde el acuerdo de Precios Esenciales de abril pasado, la marca de leche más vendida es La Martona, elaborada por Mastellone Hermanos, la misma empresa que también fabrica la marca líder La Serenísima.

Así, la actual candidata a vicepresidenta del Frente de Todos respondió a varios dirigentes de Juntos por el Cambio, como Laura Alonso Federico Pinedo, que durante el fin de semana afirmaron que Cristina estaba apuntando contra el trabajo y los productos de las pymes nacionales.

Con su alusión a "pindonga y cuchuflito", el viernes pasado durante la presentación de su libro Sinceramente en Mar del Plata, la senadora de Unidad Ciudadana volvió a poner sobre la mesa de la campaña electoral la cuestión económica, contra las intenciones del gobierno de poner el eje en otros temas como la obra pública, la corrupción, la seguridad y el combate al narcotráfico. Pero la cuestión no quedó ahí.

Dujovne Vs Fernández

Si bien es cierto que -según un trabajo de Scidata Argentina- la economía marca el ritmo de las preocupaciones de los argentinos y de la propia campaña a través de las redes sociales y la discusión digital por la crisis que atraviesa el país eclipsa todos los otros temas, resultó llamativo que fuera el propio Dujovne el que incentivara el debate cuando, a través de Twitter, salió a responder críticas de Alberto Fernández.

El precandidato a presidente opositor afirmó en una entrevista que los problemas económicos que dejó su precandidata a vice, entre los que reconoció la inflación, el cepo cambiario y el déficit, se agravaron con el gobierno de Macri.

Entonces, Dujovne buscó refutar punto por punto las afirmaciones del ex jefe de Gabinete, en una de las primeras veces que desde el oficialismo se refieren a los números económicos durante la campaña.

Fernández contestó con otro hilo y generó una guerra de datos a través de la red social.

En un último intercambio, Dujovne acusó a Fernández de "seguir tergiversando las cifras como cuando interviniste el Indec", y el compañero de fórmula de Cristina Kirchner respondió que quien miente es el ministro por "anunciar el fin de la crisis, la desaceleración de la inflación y el crecimiento de la economía ", para dar una serie de cifras comparativas entre el fin del gobierno kirchnerista y el momento actual.

De cualquier manera, con "pindonga" y "cuchuflito", la campaña volvió a girar hacia donde más le duele al Gobierno, a menos de tres semanas de la PASO.