El ministro de Hacienda, Nicolás Dujvone, pidió en el Congreso la sanción del paquete de reformas impulsadas por Gobierno para "seguir avanzando en un crecimiento sustentable, y además generar empleo", e insistió en que el actual sistema tributario debe modificarse porque "es inequitativo" y ostenta además "un nivel récord de impuestos distorsivos".

Dujvone expuso ante la comisión de Presupuesto de la Cámara baja, sobre los proyectos de presupuesto 2018, la reforma tributaria, el revalúo de los balances de ganancias, el Pacto Fiscal, y la ley de Responsabilidad Fiscal acordadas con la mayoría de los gobernadores.

La intención del oficialismo es emitir hoy los dictámenes en la comisión de Presupuesto y poder debatirlos en una sesión maratónica, que comenzará el martes 19 y concluirá en la noche del jueves 22.

En la primera actividad del período de extraordinarias, Dujvone señaló: "Necesitamos continuar avanzando con reformas que permitan el crecimiento de la Argentina por muchos años" , pero advirtió que se debe modificar el actual sistema tributario porque, a su juicio, "es inequitativo" para lograr "un régimen más sustentable".

El proyecto de reforma tributaria contempla gravar la renta financiera, prevé beneficios para las empresas que inviertan sus ganancias, impone tributos a la compra de servicios por internet, y rebajas en el pago de contribuciones patronales para el caso de salarios de hasta de hasta 12.000 pesos mensuales brutos.

Deroga además el Fondo del Conurbano y la distribución del 20 por ciento de ganancias que se derivaba al Anses entre las provincias y Nación por el sistema de coparticipación federal, en tanto que el sistema previsional se financiará con la totalidad de la recaudación del impuesto al cheque.

El ministro concurrió al Parlamento junto a los secretarios de Política Económica, Sebastián Galiani y de Hacienda, Rodrigo Pena, quienes al retirarse Dujvone, se quedaron para responder objeciones de los diputados opositores, en especial del kirchnerismo, quienes buscan dilatar el tratamiento del proyecto. En cambio, el justicialista Diego Bossio y el massista Marco Lavagna, pidieron algunos cambios y precisiones, pero reconocieron la necesidad de aprobar una nueva reforma tributaria, en línea con los acuerdos celebrados con los mandatarios provinciales.