El presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas ( DAIA), Jorge Knoblovits, sostuvo hoy que la muerte del expresidente Carlos Menem no exculpa al dirigente riojano por haber presentado un “escenario fértil” para la realización de dos atentados en Buenos Aires ni por la posterior “contaminación” en la investigación.

Knoblovits respondió al dirigente peronista y ex embajador Jorge Yoma que tildó a los integrantes de la DAIA de "sátrapas, comerciantes, racistas y empachados de indemnizaciones", por el comunicado que difundieron en sus redes sociales sobre el fallecimiento de Menem.

"Estos sátrapas, comerciantes, racistas, empachados de indemnizaciones que se la pasan enjuiciando a nuestros presidentes constitucionales, acusándolos de los crímenes más horrendos", recalcó Yoma.

En su cuenta de la red social Twitter, el dirigente cercano a Menem enfatizó: "Deberían guardar un mínimo de respeto (por lo menos) el día del fallecimiento de quien fue 10 años presidente, no digo de su país porque ellos no lo sienten así, sino del país que los cobija".

"Le faltó decir deicidas", ironizó al respecto el presidente de la institución judía y subrayó: "Es sumamente desagradable y significa lo peor de ser antisemita. El alcohol, el dolor y el odio hacen perder el filtro, no se cual le hace cabe a (Jorge) Yoma".

Sin embargo, esta mañana Knoblovits admitió que el comunicado no fue enviado "en el momento oportuno", pero consideró que "tampoco había otro".

"El comunicado es impactante, pero fue un recordatorio", resaltó el titular de la entidad judía en declaraciones al programa "Alguien tiene que decirlo", que conduce Eduardo Feinmann por Radio Rivadavia.

Los atentados a la AMIA y a la embajada de Israel

El presidente de la DAIA, Jorge Knoblovits, recordó que, durante la primera presidencia de Menem, la Argentina, sufrió dos atentados -uno contra la embajada de Israel en 1992 y otro contra la sede de la AMIA en 1994- “que dejaron más de 100 personas muertas y 400 heridos”.

En sus declaraciones de hoy, el dirigente de la comunidad judía también fue consultado por un cable diplomático posterior a la voladura de la sede de la mutual judía entre los gobiernos de Argentina e Israel para “coordinar” una versión sobre el atentado y dijo no saber el porqué de ese acuerdo.

"No sé por qué tenía que coordinar algo con Israel. (También hay) una conversación con el presidente de Israel y Menem, en el que (el mandatario argentino) le da las condolencias y el presidente de Israel se las da él”, recordó.

En ese sentido, dijo que si bien hubo un claro sesgo antisemita en los atentados, su esclarecimiento “es algo que le compete a la Argentina.

La deuda de la justicia argentina es con la sociedad argentina y no con la comunidad judía”, finalizó el titular de la DAIA.