El Departamento de Justicia norteamericano le informó al juez federal Marcelo Martínez de Giorgi que en el Shore Bank, actual nombre del Felton Bank, no hay registro de los números de cuentas ni de los nombres citados por la revista brasileña Veja y por el diario Clarín que le adjudicaban más de 40 millones de dólares a los diputados Máximo Kirchner y Nilda Garré.

A su vez, Irán contestó a la requisitoria de Martínez de Giorgi señalando que los supuestos números de cuenta cuyos beneficiarios sería Máximo y Garré no existen en ese país porque les falta un dígito.

Tras difundirse la documentación proveniente de Estados Unidos, la expresidenta Cristina Fernández la publicó en sus redes sociales y se preguntó "¿Te acordás de esta tapa de Clarín de 2015, año de elección presidencial?".

"El Departamento de Justicia de EE.UU. informó dos años después que no era cierto. Si, como lo lees: durante dos años mantuvo la confidencialidad de la información dejando correr una denuncia falsa desde el 2015 hasta septiembre de 2017", señaló.

Según aquella versión periodística, el hijo de la expresidenta Cristina Kirchner y la exministra de Defensa Nilda Garré tenían cuentas en esa entidad financiera norteamericana por 41.700.000 dólares.

Las notas en Veja fueron realizadas por Leonardo Coutinho, un hombre que fue invitado a presentar un informe en el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos. Las notas de Coutinho aparecen en las páginas oficiales de internet del Tea Party, es decir de la ultraderecha republicana.