El designado embajador de Estados Unidos en la Argentina, Edward Prado, dijo en el Congreso de su país que una de sus intenciones es "fortalecer la confianza de la gente" en la Justicia, además de mejorar la relación comercial.

Prado, un juez de 70 años, quien habla un perfecto español, superó el miércoles la primera prueba para ser confirmado por el Senado estadounidense y poder viajar a Buenos Aires como embajador.

Al brindar testimonio ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, que presidió el senador Marco Rubio, afirmó: "Sé cuán importante es el Estado de Derecho y cuán importante puede ser una rama judicial fuerte e independiente para un país que va a ser una democracia sólida".

"Mi intención es continuar trabajando con los abogados y jueces de la Argentina para mejorar el sistema judicial y fortalecer la confianza de la gente en el sistema judicial", afirmó.

Prado visitó el país una media docena de veces, participó en "talleres" y dijo que tiene amigos en la comunidad legal. Lo presentó ante el Comité el senador republicano de Texas, John Cornyn, quien lo propuso a la Casa Blanca para el cargo.