El Consejo de la Magistratura formalizó la implementación del fallo de la Corte Suprema de Justicia que, en marzo último, fijó el límite de 75 años para el ejercicio de la función judicial, y dispuso la convocatoria a concurso para cubrir las magistraturas vacantes que surjan a partir de esa medida.

El organismo dispuso "comunicar a cada uno de los magistrados que posean una edad igual o superior a los 75 años (...) deben cesar en su función en el plazo de 10 días hábiles judiciales contados a partir de la notificación personal de la presente resolución", quedando fuera los magistrados "que posean pedido de acuerdo por parte del Poder Ejecutivo para renovar su designación, en cuyo caso continuarán provisoriamente".