La salida de Luis Caputo de la presidencia del Banco Central a horas de que el Gobierno firme un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) tiene el mismo detonante que el de su antecesor Federico Sturzenegger: la intervención oficial para frenar al dólar. Desde su despacho en el segundo piso de Reconquista 266 ambos se fueron convenciendo de que era necesario salir a vender divisas para frenar una disparada en la cotización, algo que el organismo multilateral de crédito no compartió en ningún momento.

En los primeros meses de gestión Sturzenegger sólo la avalaba la intervención ante “eventos disruptivos”, como solía decir a su entorno, y después fue comprobando a los golpes los efectos nocivos sobre la inflación y la economía que tenían un salto en el dólar, e hizo a un lado los libros que negaban el pass through. Caputo, más pragmático, desde un comienzo se mostró afín a la intervención con ventas para frenar disparadas en el dólar, aunque tuvo que ir negociando con el FMI para que le “desate las manos” de los nudos que Sturzenegger había atado con Christine Lagarde.

Una vez convencido de que la disparada del dólar alimentaba la furia de la inflación, Sturzenegger logró ponerle un techo al dólar, con ofertas por u$s5.000 millones que se activarían si el precio mayorista tocaba los $25. Pero el acuerdo que firmó con el FMI lo obligó a retirar esas posturas porque “ya no hacían falta” y se comprometió a intervenir lo menos posible. El resto es historia conocida. La calma del dólar apenas duró horas, la cotización volvió a recalentarse y a los pocos días Sturzenegger era citado en Olivos para que firme su renuncia al BCRA.

Con Caputo pasó algo parecido. El mismo dijo públicamente que no era partidario ni de ponerle un techo ni de dejarlo que flote hasta que encuentre su punto de equilibrio. “Creo en una opción intermedia”, dijo hace menos de un mes en la última Convención anual del IAEF. Ante ese auditorio también dio a entender que el FMI había dado su aval para que vuelva a intervenir con ventas en spot reconociendo que las subastas no eran eficientes.

Del otro lado, el FMI hablaba de cambios en la política monetaria como el principal punto de la negociación por el nuevo acuerdo. Así reconocía públicamente sus cruces con Sturzenegger primero y con Caputo después en su visión de la política cambiaria del país. Abiertamente el FMI siempre se mostró a favor a la libre flotación del dólar tanto en su plan para Argentina como para el resto de los países. Es su política y parece desconocer el efecto que tiene en este país una disparada del dólar, en donde impacta muchísimo más sobre las expectativas que en las variables económicas que pueda reacomodar.

El reemplazo de Caputo, Guido Sandleris siempre defendió la política de flotación libre y su rol para absorber shocks externos. Aquí parece coincidir con la visión del Fondo, con quienes estuvo negociando desde su rol de viceministro de Nicolás Dujovne. Tan en línea está con lo que piensan los técnicos del FMI que parecen olvidarse de su búsqueda de independencia del BCRA, y festejan que la mano derecha del ministro de Hacienda sea el nuevo titular del organismo monetario.

Más notas de

Juan Bergelin

El FMI llevó el ajuste al Nación y le pide que no use los depósitos del Tesoro para prestar

El FMI pidió al Nación no usar fondos públicos para prestar y González Fraga admite "estrés de liquidez"

Las encuestas de marzo y el rol del Gobierno

La mora al consumo subió a niveles de 2010 y hay más cheques rechazados

Aumenta la morosidad de créditos al consumo y hay más cheques rechazados

Los contratos de dólar futuro se consolidan más cerca del piso de la banda de flotación

Los contratos de dólar futuro se consolidan más cerca del piso de la banda de flotación

El BCRA renovará sólo el 25% de las Lebacs y empieza a moderar la baja de tasas de las Leliqs

El BCRA acelera el desarme de Lebacs y renueva sólo el 25%

Las tarjetas de crédito apuestan al contactless en lugar del efectivo

Ya se emitieron más de 300.000 tarjetas MasterCard con sistema contactless

Contactless: los países más activos de la región y el caso de Colombia como un modelo a seguir

Contactless: los países más activos de la región y el caso de Colombia como un modelo a seguir

El 80% del financiamiento a las pymes con aval de las SGR es para capital de trabajo

El 80% del financiamiento a las pymes con aval de las SGR es para capital de trabajo

Las personas no tendrán que declarar al BCRA sus activos en el exterior

Las personas no declararán ante el BCRA sus activos en el exterior

El REM habilita a eliminar el piso de 60% en la tasa, pero el BCRA no lo hará

El REM habilita a eliminar el piso de 60% en la tasa, pero el BCRA no lo hará