Los docentes porteños realizaron hoy la primera jornada de un paro de 48 horas por reclamos salariales y por mayor presupuesto que, según la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), tuvo una adhesión de "más del 90%" en las escuelas de la Ciudad. 

El sindicato UTE, el mayoritario en ese distrito, explicó que a lo largo de la primera jornada de paro, los maestros porteños realizaron distintas actividades distritales "como semaforazos, radios abiertas y volanteadas, para informar a la ciudadanía los motivos de la lucha docente".

El gremio que lidera Eduardo López indicó, en un comunicado, que la medida de fuerza -que se extenderá hasta este jueves- es en reclamo de "una recomposición salarial que no quede por debajo de la inflación, por más presupuesto educativo, por un aumento en la cantidad y en la calidad de la comida en viandas y comedores escolares".

Este jueves, UTE se sumará a la marcha que realizarán los docentes de las distintas provincias en el marco del segundo día de huelga que será a nivel nacional, la cual partirá desde el Ministerio de Educación y culminará en el Congreso.

La semana pasada, el Gobierno porteño suspendió la reunión de la mesa salarial prevista con los docentes debido a que los grmeios, previo al encuentro, lanzaron la medida de fuerza "sin siquiera escuchar la oferta salarial" que iban a presentarles, según el Ejecutivo de la Ciudad.

En aquella jornada, la gestión de Horacio Rodríguez Larreta anunció que, pese a la suspensión de la audiencia, realizará "un adelanto a cuenta del acuerdo salarial que lleva el salario testigo de jornada simple a 17.500 pesos y para jornada completa a 35.000 pesos, para el mes de septiembre".