El presidente de Banco Provincia Juan Cuattromo y el secretario general de la Asociación Bancaria (AB) Sergio Palazzo, firmaron un acuerdo para la devolución de los salarios descontados a los trabajadores/as de esa entidad por las medidas de fuerza realizadas en 2017 y 2018.

En aquella ocasión los bancarios reclamaban por los cambios en sus condiciones de jubilación. “Había un gobierno provincial que estigmatizaba a sus trabajadores. Nosotros apostamos al diálogo y a la solidaridad”, reseñó Cuattromo y acotó “el daño que se le había causado a nuestra gente era lo suficientemente grave y debía ser reparado”.
Las jornadas de huelga dispuestas la AB se llevaron adelante en diciembre de 2017 y febrero, abril, junio, septiembre y noviembre de 2018. La adhesión de los trabajadores en ese plan de lucha sumó al 85% del personal. El conflicto se detonó a partir de la ley Provincial Nº 15.008, que modificó aspectos vinculados a la caja de jubilaciones, subsidios y pensiones del personal del Bapro.
La devolución de los salarios descontados será una suma no remunerativa de carácter excepcional, por el monto nominal más un índice de actualización acordado entre ambas instituciones.

Reparación histórica

El gobernador Kicillof participó del acuerdo por videoconferencia
 

La misma se abonará en 10 cuotas mensuales y consecutivas. Palazzo consideró que la decisión del directorio del Pronvincia amerita “a un día reparador de derechos, porque el gobierno anterior no sólo intentó cercenar su legítima potestad a los trabajadores de Banco Provincia sino que los castigó doblemente al implantarles un castigo con el descuento de los días de paro”.
Presente a través de videoconferencia, el gobernador Axel Kicillof afirmó que aquel descuento salarial a los trabajadores fue persecutorio: “A la vez que se les sacaban derechos y se intentaba que ni siquiera pudieran manifestar como corresponde su disconformidad y malestar.

Cuattromo y este Directorio, en diálogo con las y los trabajadores, decidieron reparar el daño que se había hecho. Estamos tratando de curar una herida y una vergüenza para la historia del banco”, remarcó el mandatario bonaerense.