Pasadas las elecciones en las que Cambiemos salió fortalecida, las principales discusiones pasarán, en el último tramo del año, por el Congreso nacional, donde el Poder Ejecutivo aprovechará el aumento de representación en ambas Cámaras para discutir el paquete de reformas económicas y el Presupuesto 2018, que ya fue presentado oficialmente en el mes de septiembre.

Fuentes oficialistas señalaron que para dichos debates el Gobierno convocará a sesiones extraordinarias, las que arrancarán después del 10 diciembre, una vez que asuman los nuevos diputados y senadores y se podrían extender durante el verano.

Hoy el presidente Mauricio Macri recibirá a los gobernadores, gremialistas y opositores para abrir la negociación sobre el Presupuesto 2018 y la reforma fiscal y tributaria, las que llegaran al Parlamento una vez que haya un acuerdo, por lo que se descuenta que dadas las arduas negociaciones que se pondrán en marcha, se aproxima un agitado fin de año.

Si bien el Presupuesto 2018 ingresó a la Cámara baja en septiembre, los gobernadores quieren una negociación en la que se pongan sobre la mesa todos los temas, incluido el reclamo de Buenos Aires sobre el Fondo del Conurbano, que obligaría a reorganizar la coparticipación de impuestos.

Por esa razón, el cálculo de gastos e ingresos para el año próximo todavía no se trató y no se tratará hasta que no exista un acuerdo general.

El tratamiento de todos esos temas empezará en la Cámara de Diputados, mientras que el Senado avanzará en primer lugar con la Ley de Responsabilidad Fiscal que apunta a que cada jurisdicción ejerza un mayor control sobre el gasto público.

Una vez sancionado ese paquete leyes impositivas, el Gobierno impulsará una ley de blanqueo laboral que consistirá a grandes rasgos en perdonar deudas a los empleadores y reconocerle aportes a los empleados, como incentivo.

Según deslizó un diputado de Cambiemos en diálogo con NA, el objetivo de máxima es lograr el blanqueo de entre 500 mil y un millón de trabajadores.

Antes del recambio legislativo, se convertirán en ley el proyecto de la ley de Responsabilidad Penal Empresaria, -que sufrió varias modificaciones en el Senado- y se espera sea aprobada en la Cámara baja. Además, se debatirá una nueva ley de Mercado de Capitales y la pró- rroga de la ley de Tierras Aborígenes, discusión que se desató a raíz del caso Santiago Maldonado. En ese lapso, el Senado podría aprobar el proyecto de ley de Extinción de Dominio, que ya tiene media sanción de Diputados, y que apunta a que el Estado pueda disponer de todo aquellos bienes que fueron obtenidos de forma ilícita.