El Gobierno nacional invertirá 370 millones de pesos en la ejecución de obras para mitigar las inundaciones que afectan frecuentemente a la localidad de Villa Paranacito y que beneficiarán a miles de vecinos y productores rurales de la región.

El proyecto para defender a la ciudad de las crecientes del río Paraná abarca la construcción de un anillo que encerrará prácticamente al 90% de la población y abarcará los actuales terraplenes provisorios, según se informó hoy oficialmente.

El convenio suscripto por el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, Rogelio Frigerio, y el gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, contempla un sistema de desagües pluviales, una estación de bombeo de los excedentes pluviales internos y dos alcantarillas con compuertas.

También se hará una readecuación del sistema de desagües existentes y de la estación de bombeo cloacal con laguna de tratamientos.

Además, con el propósito de evitar el deterioro de la costa causado por el oleaje de las embarcaciones, se construirá un tablestacado en la zona del hospital y la costanera sobre la margen del Arroyo La Tinta y el Río Paranacito.

"Estamos encarando obras que protegen y que contemplan el impacto del cambio climático", explicó el ministro Frigerio, que puntualizó que los trabajos "van a desterrar para siempre el miedo de mucha gente, que cada vez que crecen los ríos Uruguay y Paraná, temen perder todo el fruto del trabajo de una vida".

Por su parte, el gobernador Bordet remarcó que se trata de una obra "muy importante y esperada" a la vez que destacó que a Paranacito "sólo se podía llegar en helicóptero, era una situación complicada".

Del acto de firma del contrato realizado en Villa Paranacito también participaron el secretario de Vivienda de la Nación, Iván Kerr; el intendente local, Gabriel García, y otras autoridades provinciales.