Al anunciar este mediodía la puesta en marcha de una inversiones para la ejecución de nuevas obras y otras paralizadas entre 2016 y 2019 en varios puntos del país, el presidente Alberto Fernández aseguró que "después de tantos años de maltratarlo, el Estado debe ponerse de pie", agregó que tras el acuerdo con los bonistas, el país se sacó "una mochila muy pesada que alguien cargó irresponsablemente en las espaldas de todos los argentinos" y subrayó que su administración está logrando con los gobernadores "el país" que soñaron.

El anuncio, contempla la puesta en marcha de obras y la reactivación de tareas que se encontraban paralizadas en las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Corrientes, San Juan y Santa Cruz, por una inversión de 22.645 millones de pesos, que permitirá crear miles de puestos de trabajo en esos distritos.

"Después de tantos años de maltratar al Estado y desatender las obras que los argentinos necesitábamos. El Estado otra vez debe ponerse de pie y convocar a los actores privados para que construyan", señaló Fernández desde la Residencia de Olivos, quien afirmó que “gracias al acuerdo con los acreedores ganamos autonomía y capacidad de decidir para poder avanzar con estas obras tan importantes en todo el país”.

Lo hizo a través de una videoconferencia desde la residencia de Olivos, donde estuvo acompañado por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y de la que participaron los gobernadores Gustavo Bordet (Entre Ríos), Gustavo Valdés (Corrientes); Alicia Kirchner (Santa Cruz) y Sergio Uñac (San Juan).

Por su parte, Bordet expresó que las obras en esa provincia “están en marcha, han comenzado y no se detendrán porque nos dan la posibilidad de mejorar la calidad de vida de los entrerrianos a la vez que generar puestos de trabajo en la construcción”, y aseguró: “Estamos trabajando articuladamente Nación, Provincia y municipios para desarrollar un ambicioso plan de obras públicas que genere mayor calidad de vida”.

En esa provincia se llevará a cabo la reactivación de los trabajos en la nueva autovía de la Ruta Nacional 18, que tiene una extensión de 227 km, por una inversión de 7.030 millones de pesos, que dieron inicio en 2011 y quedaron paralizadas entre 2016 y 2019.

En tanto que Valdés agradeció la “posibilidad de por primera vez hacer una colectora y una planta depuradora de líquidos porque es realmente un cambio en la calidad de vida”, al tiempo que felicitó al presidente por el acuerdo al que se llegó esta semana con los acreedores “para tener la posibilidad de refinanciar la deuda argentina”.

En Corrientes se llevarán adelante las obras de remodelación y prolongación de colectores cloacales y de la planta depuradora de la ciudad capital, que beneficiarán a 300 mil habitantes y requerirán una inversión de 2.898 millones de pesos.

También se reactivará la obra de rehabilitación y repavimentación de la Ruta Provincial 126, que cuenta con una longitud de 80,5 km, por una inversión estimada de 2.164 millones de pesos. Esos trabajos se encontraban paralizados desde agosto de 2019.

 A su turno, Kirchner recordó que Santa Cruz durante cuatro años no tuvo "ningún tipo de obra pública”, y destacó que “hoy se está trabajando en un plan de corto y mediano plazo para beneficiar a 17 localidades que va a significar más de 2100 empleos y va a mover la economía".

En esa provincia, se pondrán en marcha 44 obras de agua y saneamiento para 17 municipios, por una inversión de 2.523 millones de pesos, que beneficiarán a 182.364 habitantes. Las mismas se llevarán a cabo en las localidades de Río Turbio, 28 de Noviembre, El Chaltén, Caleta Olivia, Piedra Buena, Puerto Santa Cruz, Puerto Deseado, Las Heras, Jaramillo, San Julián, Fitz Roy, 3 Lagos, Río Gallegos, Lago Posadas, El Calafate, Los Antiguos, y Perito Moreno.

Mientras que Uñac consideró que los emprendimientos que la administración nacional "ha puesto en marcha en la provincia de San Juan nos hace pensar que la obra pública es una realidad”.

Las obras que se llevarán a cabo en la provincia cuyana incluyen la duplicación de la calzada de la Ruta Nacional 40 en el Acceso Norte a la ciudad capital, que fue reactivada en mayo y tendrá una inversión total de 3.286 millones de pesos. El trabajo, que había sido paralizado en 2016, cuenta con una extensión de 5,8 km y permitirá ordenar la circulación, agilizar el movimiento de la producción regional y mejorar el traslado de usuarios en un tramo de alto tránsito diario, que conecta a la ciudad de San Juan con seis departamentos del norte de la provincia.

Por último, Kicillof destacó que las obras "son estratégicas para la provincia, y simbolizan un lugar emblemático para el turismo interno de los sectores medios y trabajadores de nuestro país que es la costa atlántica”, y precisó que se están "poniendo en marcha rutas porque estamos pensando en el después de la pandemia, que es seguir poniendo inversión en los lugares que hace falta”.

En Buenos Aires se reactivarán obras paralizadas desde 2019, que convertirán en autovías las Rutas Provinciales 11 y 56, por una inversión total de 4.744 millones de pesos, cuyos trabajos incluyen la duplicación de calzada a lo largo de 157 km de ruta que se extienden entre las ciudades de General Madariaga, General Conesa, San Clemente del Tuyú, y Mar de Ajó; e implicarán el mejoramiento de la transitabilidad, la seguridad vial, y el desarrollo turístico y económico de ese corredor atlántico.