El presidente Alberto Fernández se encuentra en Olivos junto a su equipo de gabinete para delinear los últimos detalles de la fase 2 de la cuarentena. Será hasta el 27 de abril y lo cumunicará este fin de semana.

De esta forma el mandatario pondrá en marcha un listado de actividades exceptuadas para la reactivación de la economía, mientras que reforzará los controles en los sectores urbanos. La decisión surge después de un acuerdo con gobernadores en la reunión que mantuvieron esta semana con el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero

Fuentes oficiales confirmaron a BAE Negocios que el presidente Fernández le pidió a cada uno de los gobernadores que le envié el detalle de las actividades que consideran de "bajo riesgo" y con eso va a tomar la decisión final que se va a conocer este domingo. 

En tanto, mañana evaluará los requisitos con la mesa de expertos. Hubo pedido en ciudades puntuales con pocos contagios y circulacion del virus, que también se suman a las solicitudes de sector de la industria por una flexibilización más abierta, aunque la postura de las provincias consigue más apoyo. 

Desde la UIA y la CAC anticiparon que una apertura del aislamiento "podrá salvar a la economía" y el retorno de más de 400 mil trabajadores afectados por el cese de actividades. 

Sin embargo, una fuente que integran la cúpula de la central fabril se lamentó por la "marcha atrás que hubo entre lo que se dijo en la reunión en Casa Rosada y lo que quedó como previsión de la extensión de la cuarentena después de las declaraciones y rumores que salieron del Gobierno". "Algo hubo en el medio que todavía no nos dijeron", analizó el empresario consultado.

La Casa Rosada puso en marcha este jueves la creación de un fondo de asistencia para las provincias por $120 mil millones para lograr atenuar el impacto en la caída de la recaudación fiscal, intrumento clave que permitió torcer la postura de los gobernadores. 

Según explicó BAE Negocios, la actividad económica llegó al inicio de la cuarentena con un leve repunte del 0,5% mensual y una caída del 2,3%. Y en este contexto, cada día del aislamiento en marzo y los primeros de abril le costó $50.000 millones a la economía.