El Gobierno podría pagar un segundo bono extraordinario de $10.000 llamado Ingreso Familiar de Emergencia ( IFE), debido a la extensión de la cuarentena por el coronavirus hasta el 26 de abril.

Así lo adelantó el director ejecutivo de la Anses, Alejandro Vanoli. "Se está discutiendo en el Gabinete un conjunto de alternativas, entre ellas, otro cobro del IFE u otra alternativa complementaria, más allá de otras políticas que ya se han anunciado", señaló el funcionario en declaraciones radiales.

Sin embargo, aclaró que aún no se tomó una decisión al respecto. "Todavía no está definido si habrá otro pago del IFE a quienes ya lo percibieron, o se va a generar otra herramienta para llegar con los recursos escasos que tenemos a quienes más lo necesitan".

Más de 7,8 millones de personas recibirán el IFE. Salvo por aquellas personas que cobran la Asignación Universal por Hijo y la ayuda por embarazo, quienes se hayan anotado para recibir el bono comenzarán a cobrarlo desde el 21 de abril próximo, si es que tienen cuenta bancaria. Si no la tienen, lo harán a partir del 6 de mayo próximo.

Para Vanoli, la economía argentina "venía saliendo dificultosamente de una crisis muy profunda". "En ese inicio de salida de la crisis, nos tocó una pandemia que tiene efectos globales", lamentó.

"Acá se da la combinación de dos cosas: por un lado, sectores vulnerables en una situación muy difícil. A eso le tenemos que sumar la gente que está sufriendo como producto de la pandemia y no puede trabajar. Es una situación muy preocupante", añadió.

Frente a esta situación "el Estado está dando respuestas, haciendo un esfuerzo económico muy importante. Sólo el IFE representa 80 mil millones de pesos", remarcó el funcionario.

Por otra parte, Vanoli comentó que, al quedar suspendida la discusión en torno a una nueva fórmula jubilatoria -por el impacto de la pandemia en la actividad- el Poder Ejecutivo podría disponer un ajuste en junio "como lo hubo en marzo", por decreto.