El Gobierno nacional resolvió este miércoles la continuidad del programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) para auxiliar a las empresas con el pago de los salarios de septiembre, en el marco de una reunión del denominado gabinete económico que se llevó a cabo esta tarde.

Tras la reunión que encabezó el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en la Casa Rosada, fuentes gubernamentales informaron que se resolvió "la continuidad del ATP en condiciones similares a las dadas en el último mes, más allá de algunos ajuste menores".

La última etapa del ATP alcanzó a 134.746 empresas y a casi 1.400.000 trabajadores, a través del pago del salario complementario para los casos en los que la facturación todavía no evidencia recuperación nominal, con un apoyo de $26.820 millones.

En tanto, más de 26.500 empresas solicitaron un préstamos en el marco del ATP para el acompañamiento de aquellas sociedades que presentan aún una recuperación nominal de la facturación de hasta el 40%, lo que benefició a 270.613 trabajadores por otros $5.227 millones.

Durante la quinta etapa del ATP, el Gobierno dispuso un esquema de incentivo para la generación de empleo en el que las empresas podrán transformar los pagos de las cuotas de esos préstamos en subsidios del Estado en función de la creación de puestos de trabajo durante los próximos cuatro trimestres.

Por su parte, las empresas cuya facturación fluctúe entre el 0% y el 30% recibirán acceso a crédito a tasas subsidiadas que han aumentado entre el 0% y el 10% en comparación con junio del año pasado; el 7,5% si la facturación ha aumentado entre el 11% y el 20%; y el 15% si la empresa ha vendido entre el 21% y el 30% más que el año pasado.

El ministro Kulfas, que actuó como vocero del encuentro, reseñó también que el Gabinete Económico realizó un análisis de las perspectivas macroeconómicas y del mundo productivo, y "repasó la discusión respecto a un supuesto éxodo de empresas, que no es tal".

"Han habido casos puntuales que tiene que ver también con la crisis internacional", pero aseguró que "está bastante alejado de la idea de que hay un éxodo masivo, mas allá de que se quisieron instalar noticias falsas", dijo Kulfas.

Por el contrario, destacó "la gran cantidad de anuncios de inversión que están ocurriendo en una situación de complejidad pero en un escenario muy distintos que se ha querido dar de un supuesto éxodo".

"Vemos un panorama alentador en el sector industrial con un escenario general complejo porque la crisis existe, la pandemia existe, nadie esta negando la realidad sino que hay una heterogeniedad en la que hay sectores recuperándose y otros con dificultades", subrayó.

El funcionario destacó el trabajo del Gobierno por "fortalecer la producción local que implica el diseño de una política industrial integral que permita identificar bienes y servicios en las distintas cadenas de valor donde es posible sustituir las importaciones".

"No se trata de producirlo todo, por el contrario, tenemos que avanzar para detectar las oportunidades que se presentan en el caso argentino”, aclaró para luego subrayar que el objetivo es “aumentar las exportaciones con sectores de la agroindustria, la manufactura, el petróleo, la minería, como para estimular un ingreso fuerte de inversiones".

Kulfas también se refirió a las recientes medidas cambiarias del Banco Central, respecto de las cuales dijo que lo que "se ha buscado es priorizar las divisas existentes para garantizar el acceso a la producción, justamente que estén prioritariamente asignadas a la demanda de importación de insumos, de bienes de capital o de productos que el país no produce".

"Son medidas temporales, para transitar este momento difícil y estamos trabajando en programas que generen las soluciones genuinas que son aumentar las exportaciones, reducir las importaciones de lo que el país puede producir, y fomentar las inversiones y estimular el ahorro en pesos de una manera importante", concluyó el ministro.