El presidente Mauricio Macri oficializó ayer la reforma que hace tiempo quiere hacer en las Fuerzas Armadas. El principal cambio que su gobierno intentará llevar adelante es que los efectivos de las tres fuerzas "colaboren con la seguridad interior" y brinden apoyo logístico para custodiar y proteger "objetivos estratégicos". La decisión abrió el debate sobre si los cambios hacen necesario modificar las leyes de Defensa, Seguridad Interior e Inteligencia

Casi desde el inicio de su mandato, Macri brindó algo más que indicios sobre lo que finalmente comunicó a través de un breve discurso de 7 minutos en Campo de Mayo, junto al ministro de Defensa, Oscar Aguad. Las reiteradas resistencias del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea pospusieron el anuncio, que se hizo más difícil aún en medio de los cortocircuitos con la Armada por la desaparición del submarino ARA San Juan, con 44 tripulantes a bordo. En las últimas semanas, surgió otra fuente de conflicto con las fuerzas cuando se dispuso que el incremento salarial para el personal militar sería del 8%, algo que luego se revirtió con la resolución del presidente de elevar ese porcentaje al 20%.

"Es necesario avanzar en un debate genuino y sincero sobre la reforma del Sistema de Defensa de nuestro país que nos permita reflexionar sobre el presente y el futuro de las Fuerzas Armadas", dijo ayer el mandatario ante la atenta mirada de los jefes del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, teniente general Bari del Valle Sosa (VGM); del Ejército, general de brigada Claudio Pasqualini, de la Fuerza Aérea, brigadier general Enrique Amrein, y de la Armada, vicealmirante José Luis Villán.

El presidente pidió que las fuerzas militares "puedan colaborar con la seguridad interior, principalmente brindando apoyo logístico en la zona de frontera, interviniendo frente a la prevención de eventos de carácter estratégicos". Y sentenció: "Esta transformación no va a ser fácil".

Fuentes del Gobierno nacional señalaron que algunos de los lugares que podrían ser custodiados por miembros de las Fuerzas Armadas podrían ser las reservas de recursos naturales, termoeléctricas, la represas, la central Nuclear Atucha y el megayacimiento Vaca Muerta.

En el marco de la reforma, desde el Ejecutivo nacional modificarán el decreto 727 del año 2006 sobre la reglamentación de la Ley de Defensa. Según la oposición, también deberían hacer cambios a través del Congreso en la normativa de Seguridad Interior e Inteligencia.

Según Aguad, el Ejército actuará como "fuerza disuasiva" en los pequeños poblados de frontera para que "no haya peligro de que puedan instalarse grupos vinculados al narcotráfico y también grupos terroristas", aunque evitó precisar en qué lugares. Y explicó que con ese objetivo se creará una "fuerza de despliegue rápido con 10 mil hombres".