El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, oficializó hoy la creación del Programa de Sostenimiento Económico destinado a brindar apoyo a las actividades afectadas por la Pandemia de coronavirus, entre las que figuran restaurantes, gimnasios, salones de fiestas, jardines de infantes y micros escolares, entre otras.

La puesta en marcha de la iniciativa que apuntará a brindar apoyo a las micro y pequeñas unidades productivas de los sectores más dañados por la crisis generada por el coronavirus, fue dado a conocer este jueves a través del decreto 384 publicado en el Boletín Oficial de la provincia de Buenos Aires, en el que se especificó que el ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, Augusto Costa, será la autoridad de aplicación del Programa.

Con una inversión de dos mil millones de pesos, el Programa brindará un aporte no reembolsable destinado a las empresas dedicadas a brindar servicios de transporte escolar, salones de fiestas y calesitas, e incluirá a los jardines maternales, gimnasios, restaurantes, bares y clubes nocturnos, entre otros.

En el decreto, se planteó que se otorgará "a las prestadoras de servicios turísticos que se inscriban y/o renueven su inscripción en el Registro de Prestadores Turísticos, por única vez, un subsidio de hasta $1.357" para hacer frente al costo de ese trámite.

Entre los fundamentos de la normativa, se planteó que el propósito de la política es "apoyar el sostenimiento económico de micro y pequeñas unidades productivas en sectores de la actividad económica particularmente afectados por la pandemia, que no se encuentren recibiendo otros beneficios dinerarios de similares características y por el mismo objeto, otorgado por cualquier otra jurisdicción nacional y/o provincial".

Se indicó, además, que "se busca asistir a los sectores más afectados por la crisis económica, financiera, previsional, sanitaria y social a través de medidas para sostener los niveles de producción, como así también, las fuentes y puestos de trabajo del sector".

El programa fue anunciado por Kicillof el 21 de mayo último, al lanzar una serie de políticas de acompañamiento para los sectores más castigados por la segunda ola de contagios de coronavirus que enfrenta la provincia, como la ampliación del Programa Preservar Trabajo del Ministerio de Trabajo.

En esa ocasión, el gobernador también anunció que la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA) suspendió los embargos, dejó de aplicar retenciones de Ingresos Brutos e implementó un plan de pagos especial para todos los contribuyentes bonaerenses que hayan registrado caída en sus ventas.