Como todos los años, Mauricio Macri juntará a su tropa en Chapadmalal. Para el Gobierno serán "jornadas de trabajo" con el gabinete nacional, emocionalmente golpeado porque ya no tendrán a los parientes más cercanos dentro el Ejecutivo después de que el Presidente decretara el camino de las renuncias.

En la Casa Rosada se encargaron de desmentir que haya ministros enojados por la decisión presidencial, incluso cuando a algunos los sorprendió la noticia en medio de sus vacaciones. Los funcionarios vienen de enfrentar, además, un ajuste de 25% de los cargos políticos que se instrumentará cuando salga publicado un próximo decreto. Y si el Presidente tenía otra mala noticia para su equipo al empezar el año, también se sumó que tampoco recibirán aumentos de sueldo los que tengan cargos de designación política. En medio de todo este contexto se desató el escándalo Triaca al que Gobierno quiere "dar por terminado" pese a que la ex casera del ministro continúa aún con los reclamos judiciales. Algunas esquiarlas quedarán de la causa que le generó una caída en la imagen del Ejecutivo.

Con todo este panorama, recibirá Macri a los ministros y secretarios de gobierno en la ciudad balnearia, luego de que en diciembre pasado tuvieron que cancelar el encuentro por la discusión por la reforma previsional.

El Gobierno dedicará las jornadas a analizar el futuro económico y político, con especial atención a lo que será también la agenda legislativa que se activará en las próximas semanas. Habrá un tema adicional esta vez: el paro del 22 convocado por Camioneros y respaldado por la CGT.

La cita se adelantará un día por la marcha de protesta convocada por Moyano y la CGT

El bolso para ir al retiro tendrá que estar listo un día antes de la previsto. Según confiaron fuentes gubernamentales, el Presidente quiere adelantar al 22 la salida hasta la residencia de veraneo para evitar el caos que generará la marcha del sindicalismo opositor. El plan inicial era de dos días: 23 y 24 de febrero. Ante el anuncio de la movilización, Macri estaría decidido a adelantar el "retiro espiritual". En los casi tres días que estará reunido el gabinete también se sumarán otros invitados: la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y el jefe de Gobierno porteño, Horario Rodríguez Larreta.

La residencia de Chapadmalal, cercana a la ciudad de Mar del Plata, es un complejo destinado a los jefes de Estado como un lugar de descanso, pero el actual Gobierno le dio una nueva utilidad como un espacio de encuentro y reflexión fuera de la Casa Rosada. También lo usó Vidal en otro "retiro" con sus ministros.

La mesa chica del gobierno tendrá encuentros de grupos y más reducidos. El resto del trabajo pasará por analizar la gestión. Todos los ministros expondrán sobre sus áreas. Será la antesala de los ejes de gestión que marcará Macri en el discurso del 1º de marzo ante la Asamblea Legislativa. Se hablará de lo que pasó en estos dos años y de lo que viene. El sábado al mediodía todos los ministros estarán de regreso con sus familias y lunes 26 volverán a sus despachos.

El megadecreto, en la bicameral

El interbloque Cambiemos defenderá mañana en la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo el mega DNU de “desburocratización del Estado”, aunque abrirá una etapa de negociación con la oposición para lograr su aprobación en una sesión ordinaria.

Según la legislación vigente, un DNU sólo puede ser derogado cuando ambas cámaras del Congreso lo rechazan. El oficialismo, que ahora tiene ocho integrantes sobre 16 en la comisión bicameral confía en obtener dictamen de mayoría.

Pero ante la situación minoritaria en ambas Cámaras desde el oficialismo adelantaron que también se buscarán los “consensos necesarios” para que el DNU no sea derogado, lo que podría derivar en la conversión de la norma en varios proyectos de ley.