El ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria en el conflicto de los trabajadores de Sanidad, con lo cual frenó los paros rotativos de 4 horas por turno planteados anunciados por el gremio a partir de este viernes.

La tregua obligatoria se fijó desde la cartera laboral por 15 días hábiles con la cual el Gobierno busca que se mantengan las conversaciones dentro del escenario que se fijó la misma Casa Rosada para la negociación colectiva.

Nos volveremos a ver

 

Además se fijó nueva audiencia entre las partes para el miércoles 7 de julio, en el marco de un conflicto que vuelve a tener un esquema tripartito por la injerencia oficial en el marco de la pandemia.

La Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (Fatsa) había decretado el plan de lucha para hoy y mañana tras el fracaso de las negociaciones.

Carlos West Ocampo y Héctor Daer, titular de esa federación y adjunto respectivamente, detallaron que la medida de fuerza iba a cumplirse en clínicas, sanatorios, hospitales, servicios de emergencia, centros de diagnóstico, laboratorios de análisis clínicos, institutos geriáticos y psiquiátricos.

Fatsa apuntó a los empresarios por no ofrecer ninguna recomposición de los haberes y recordaron que "la paritaria está vencida y la única respuesta de las patronales fue una extensa explicación respecto de los supuestos problemas de financiación que tienen".

Dicha federación exige una mejora de los haberes del 45% para "no perder respecto de la inflación", y denunció además que el personal no percibió el bono anunciado por el Gobierno.

Visibilizar

La filial Buenos Aires de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA), que lidera Daer, inició el lunes un plan de lucha que incluyó asambleas informativas en sanatorios, clínicas y hospitales de la Ciudad. También hubo acciones de propaganda y difusión para visibilizar el reclamo paritario en la vía pública, y denunciar que "los tiempos de gestión y negociación se agotaron".

La conciliación, que puede ser prorrogada durante otros 5 días hábiles a su vencimiento, fue dictada por la directora de Relaciones y Regulaciones Laborales, Gabriela Marcello, quien convocó a nueva audiencia para el miércoles 7 de julio a las 13.