Poco proclive a aceptar la contrapropuesta de un sector de la oposición para extender los plazos de los pagos de la deuda en jurisdicción nacional a través de un DNU, en su doble rol de presidente y candidato, Mauricio Macri pidió ayer en una reunión en la Quinta de Olivos a los diputados del interbloque de Cambiemos que eviten las confrontaciones con el peronismo y se dediquen a trabajar para conseguir los votos necesarios en el Congreso a fin de aprobar el proyecto de ley de "reperfilamiento" que el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, anunció la semana pasada.

En la bancada oficialista y el Poder Ejecutivo nacional celebraron que la asistencia fue casi perfecta. Los principales ausentes fueron el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió. Pasadas las 11, el jefe de Estado se acercó al quincho para hacer una breve reflexión sobre la derrota electoral y explicar las razones de las últimas medidas económicas adoptadas. Más allá de los múltiples encuentros que mantuvo con algunos referentes legislativos, era la primera vez que se reunía con todos sus diputados tras las PASO.

En varios tramos de la alocución que brindó Macri, junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña; y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; se entremezcló la política económica con la campaña electoral. "Mauricio nos dijo que hay que explicarle a la gente que leímos el mensaje de las urnas y que por eso tomamos muchas medidas económicas, incluso algunas con las que no estamos tan de acuerdo desde lo ideológico", contó a BAE Negocios uno de los legisladores que participó de la reunión.

Sin enmarcarlo en la campaña electoral, al finalizar el encuentro, el presidente del interbloque, Mario Negri, planteó algo similar: "Las medidas que tomó el Gobierno demuestran que si hay que cambiar, hay que cambiar, y si la emergencia obliga a tomar medidas heterodoxas como las que se tomaron, hay que cambiar, porque en el medio está la gente".

Aunque cada vez menos, algunos dentro del Gobierno nacional apuestan a que de la mano de una cierta estabilidad en el terreno económico llegue una mejora en los números en las elecciones generales del 27 de octubre. Sin embargo, la mayoría -aún ante el pedido del mandatario de no bajar los brazos- sólo apuesta a llegar al fin del mandato sin mayores sobresaltos.

Además de escuchar a Macri, los diputados estuvieron atentos a la exposición de Lacunza, que se encargó de detallar cada uno de los anuncios, con especial hincapié en el proyecto que plantea la redefinición de los vencimientos de los bonos argentinos. Según fuentes del bloque de Cambiemos, el titular de la cartera de Hacienda subrayó que está en conversaciones con los equipos técnicos de las fuerzas políticas opositoras y que no se enviará la iniciativa al Congreso hasta llegar a un consenso.

"Hay que trabajar para llegar a acuerdos y votar la ley. Lo que no tiene sentido es sacar este tema con un DNU, como plantean algunos, porque estamos hablando de la deuda pública 2020-2023, que se tendrá que encargar otro gobierno. Si se hace con un decreto, los que vengan pueden sacar otro decreto para cambiar todo", apuntaron desde el oficialismo.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos