En el Gobierno confían en que el proyecto de ley para extender los plazos del pago de la deuda pública tendrá un tratamiento "tranquilo" en el Congreso, sin embargo temen que desde un sector de la oposición cuestionen el Decreto de Necesidad y Urgencia ( DNU) que "reperfila" los vencimientos de los títulos de deuda a corto plazo.

La charla que comenzó el miércoles último entre el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y algunos legisladores oficialistas continuó ayer en la reunión de Gabinete con los principales referentes parlamentarios. Los jefes de los interbloques de Diputados y el Senado, Mario Negri y Luis Naidenoff; el presidente provisional de la Cámara Alta, Federico Pinedo; y el titular de la Cámara Baja, Emilio Monzó; lograron despejar algunas dudas sobre la iniciativa oficial luego de la explicación que el economista realizó ante sus pares y el presidente Mauricio Macri.

Más allá de los ejes centrales de la propuesta del Poder Ejecutivo nacional, ninguno de los diputados y senadores de la alianza Juntos por el Cambio tuvo acceso al texto, que hasta ayer por la tarde no estaba terminado. Atentos a los tiempos electorales, sumado a la premura por enviar algo más que señales a los mercados, el proyecto ingresará hoy al Senado y, el miércoles próximo, a las 15, Lacunza acudirá a la Comisión Bicameral de Seguimiento de la Deuda Pública para brindar información sobre las cuatro medidas que anunció en la conferencia de prensa.

Fuentes gubernamentales señalaron a BAE Negocios que la principal preocupación del presidente Mauricio Macri no radica tanto en la aprobación del proyecto de ley, sino más bien en el DNU publicado ayer en el Boletín Oficial, que pospone los pagos de Letes, Lecap, Lecer y Lelink a tenedores institucionales, porque por estas horas es la principal herramienta que tiene el oficialismo para evitar la suba del dólar, pero también para "llegar a octubre". El temor de algunos en la administración central es que el peronismo cuestione la letra del decreto en la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo, que preside el diputado kirchnerista Marcos Cleri.

La decisión del macrismo de llevar parte del debate al terreno parlamentario obedece a la necesidad de "sentar a la oposición en plena campaña a discutir sobre un tema que genera un costo político al presidente", según explicaron desde el bloque de diputados oficialista. Aunque primero tendrá que pasar por el tamiz del Senado, en la Cámara baja ya comenzaron las primeras charlas informales entre Monzó, Negri y el diputado del FpV Agustín Rossi.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos