El Ministerio de Trabajo aplicó la conciliación obligatoria por 15 días en el conflicto salarial donde el sindicato de maquinistas ferroviarios, había decretado un paro por 24 horas para este jueves. La Fraternidad (LF), que rechazó la oferta de mejora paritaria recibida, anunció que acatará lo dispuesto por la cartera laboral, pero el episodio se incluye en fuertes divergencias de esa organización gremial con otros sindicatos del transporte, en especial dentro del sector ferroviario.

Las mismas incluyen el proceso de la reciente asunción de las nuevas autoridades de la Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT). Allí, tanto LF como la Unión Tranviarios Automotor (UTA), decidieron no integrarar la lista de unidad que coronó a Sergio Sasia (Unión Ferroviaria) y a Juan Schmid (Dragado y Balizamiento) como el nuevo binomio de ese poderoso bloque sindical.

La tregua

El ministerio de Trabajo al decretar la tregua obligatoria sustanció a LF para dejar de lado "toda medida de acción directa que tuvieran previsto implementar, prestando servicios de manera normal y habitual". En la disposición 375/2021 la Dirección Nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo estableció que "el objetivo primordial de dicho procedimiento (la conciliación obligatoria) no sólo es tratar de avenir a las partes para que lleguen a un acuerdo que solucione el conflicto sino, y en primer término, garantizar la paz social".

Además del sindicato fueron notificados por la parte empresaria a Operadora Ferroviaria Sociedad del Estado, Belgrano Cargas y Logística SA, Metrovías SA, Ferrovías Sociedad Anónima Concesionaria, Ferrosur Roca SA, Ferroexpreso Pampeano Sociedad Anónima Concesionaria y Nuevo Central Argentino SA.

Como publicó BAE Negocios LF rechazó la propuesta de un 5% de mejora acordada para el corriente mes y otro 5% para noviembre. Maturano consideró "insuficiente esa oferta en rigor de la la pérdida del poder adquisitivo salarial por el elevado proceso inflacionario", la pretensión gremial era de sumar dos tramos de 12%.

Los maquinistas también habían decretado una huelga en diciembre de 2020, tras el fracaso de una negociación con la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) por una deuda con la obra social de LF, en aquella oportuidad Trabajo dictó la conciliación y estableció un operativo para que los pasajeros contaran con la alternativa de micros en las terminales ferroviarias.