El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, anunció hoy en conferencia de prensa la creación de un fideicomiso público para canalizar créditos de corto plazo que se utilizarán para el desarrollo de los primeros 6 proyectos de Participación Público Privada ( PPP) para la construcción de 6 autopistas seguras (y que implican inversiones comprometidas de u$s6.000 milones por parte de los privados). Lo acompañó el presidente del Banco de la Nación Argentina (BNA), Javier Fraga, quien anunció la participación del banco estatal en el fideicomiso, con un aporte, como prestamista de entre u$s200 y 300 millones.

Tal como explicó Dietrich, el fideicomiso tomará los créditos por parte de los bancos privados (a los que se suma el aporte del BNA) y los distribuirá, a medida que se vayan realizando las obras, entre los 6 consorcios que realizarán las obras anunciadas para fines de octubre y principios de noviembre. De esa forma, destacó el ministro de Transporte, se busca “garantizar la continuidad de los proyectos de obra pública”, en el corto plazo, aun en el marco de la célebre investigación de los cuadernos.

En la conferencia de prensa también participaron el procurador del Tesoro, Bernardo Saravia Frías, y el secretario de Proyectos de Participación Público Privada, José Luis Morea. Uno de los conceptos más repetidos (y más cuestionados por los periodistas) durante la conferencia de prensa fue la idea de que es necesario “diferenciar entre las empresas y las personas físicas”. En ese sentido, Saravia Frías sostuvo que “los empresarios culpables deberán dar un paso al costado del directorio” pero que “no se puede bajar a una empresa por estar en un cuaderno”.

Dietrich destacó la importancia de que los proyectos sigan adelante: “Estamos trabajando para asegurar que las obras no se detienen y que comienzan. Es fundamental separar a las empresas de las personas que estuvieron involucradas en hechos de corrupción. Debemos cuidar los puestos de trabajo y por eso ahora estamos garantizando la continuidad de los proyectos”.