El Gobierno publicaría mañana un  Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) para avanzar con un recorte  de hasta un 30% en diferentes cargos jerárquicos de todos los   ministerios

Se trata de una “reingeniería organizacional” dentro de la  administración pública a partir de la cual cada cartera deberá  modificar las estructuras de los funcionarios nacionales que trabajan actualmente, desde los subsecretarios para arriba. 

La medida quedará reglamentada en un DNU que será publicado en el Boletín  Oficial este lunes

Muchos ministerios ya comenzaron a realizar recortes en los puestos inferiores, aunque este decreto afectaría ahora a  empleados de mayor rango.

En enero pasado, el presidente Mauricio Macri anunció el plan  de reformas que tenía su gestión para “administrar de forma  austera” y reducir el gasto público.

En aquel momento, el mandatario nacional redujo un 20% los  cargos en las carteras y congeló durante un año el salario de los  funcionarios de más nivel.

De acuerdo con el mencionado portal, la nueva iniciativa ya  fue revisada por la Jefatura de Gabinete, que conduce Marcos Peña, y por la Secretaría de Legal y Técnica, que dirige Pablo Clusellas.

La norma contemplaría, entre otras cosas, la reducción de  entre un 25% y un 28 por ciento de los cargos políticos  (secretarios, subsecretarios, directores generales y  coordinadores), lo que equivale a unos mil puestos

Esta medida significaría un ahorro aproximado para el Estado  de unos 1.500 millones de pesos, sumado a que el DNU también  incluiría una reducción de entre un 25% y un 30% de la masa  salarial.

El decreto establecerá también que en cada Ministerio no pueda  haber más de cinco cargos jerárquicos, mientras que en la  actualidad el máximo es de seis.

El cumplimiento de esta reorganización en el Estado sería  controlada por los vicejefes de Gabinete Mario Quintana y  Gustavo Lopetegui, quienes encabezarán un equipo de coordinación,  del que también participará el ministro de Modernización, Andrés  Ibarra.

Finalmente, trascendió que el proyecto también incluye la  creación de “Unidades de Proyectos Especiales” para llevar  adelante programas específicos, como los preparativos para la  próxima cumbre del G-20, que tendrá su sede en Buenos Aires.