El Gobierno intenta mostrar que no los afecta la presentación de la candidatura presidencial de Alberto Fernández y Cristina Kirchner cuando aún sigue el efecto sorpresa dentro del gabinete nacional. Desde Cambiemos ponen en duda la estrategia de la oposición kirchnerista, hasta el punto de sospechar sobre si finalmente se postulará esa dupla cuando cierre la inscripción de los candidatos el 22 de junio.

 

“No sabemos qué puede pasar, si es una posición definitiva o es un globo de ensayo”, cuestionó el vice jefe de gabinete, Andrés Ibarra, en una conferencia conjunta con el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, en la Casa Rosada.

 

Es la primera reacción pública que hace el Ejecutivo luego de la reveladora decisión de Cristina Kirchner de bajarse a ocupar la candidatura de vicepresidenta. Desde el macrismo analizaron con dudas que la ex presidenta se corra de esa centralidad que la ubicaba como primera figura de la oposición. “Es muy raro que haya cambiado la figura de la Cristina. Alberto no tiene una medición de imagen importante. Hay que esperar”, analizó el secretario de Modernización, uno de los que estuvo presente en la reunión de la mañana del lunes encabezada por el presidente Mauricio Macri.

 

La incertidumbre que plantea el oficialismo abre las grietas internas y se dilatan definiciones a la espera de las convenciones nacionales de sus socios que culminarán el 27 de mayo con la UCR. El ministro Finocchiario apeló a una frase bíblica de uno de los 12 apóstoles que puso en duda la resurrección de Jesús. “Soy como el apóstol Tomás. Necesito tocar para creer”, graficó al explicar sus sensaciones con respecto al anuncio de Cristina del sàbado. Por su parte, Ibarra agregó que “es muy raro que la mejor candidata se corra y quede en una centralidad en este enroque extraño. Eso puedo marcar una debilidad”.

 

Pero la reacción de Cambiemos fue bastante más dura cuando fueron consultados sobre las declaraciones de Fernández, quien dejó abierta la posibilidad de que en un gobierno kirchnerista habrá que “revisar muchas sentencias que se han dictado en los últimos años”. “Horrible”, sintetizó Finocchiaro, a los que sumó una seria de seis argumentos que enumeró de la siguiente manera a la que debería someterse a Alberto Fernández. En primer lugar, se preguntó si el ex jefe de gabinete renunciaría al día siguiente a la presidencia. Esto podría implicar dos diagnósticos. Por un lado, reconocer que puede ganar la fórmula Fernández- Fernández, y por otro, que la que terminará ejerciendo el poder sea Cristina. En segundo lugar juzgó la posibilidad que instalaron desde el kirchnerismo de modificar la Constitución Nacional. “Si va a reponer a Milani en el Ejército, si va a garantizar la impunidad, qué van a hacer con la Corte, y si van a expropiar los medios de comunicación”, planteó el funcionario en el marco de seis puntos que le quedaron “en el tintero” al anterior gobierno.

 

En cuanto a la posibilidad de ampliar Cambiemos a otros sectores del peronismo no K, no hubo reflexiones en esa línea. Ibarra destacó que los aliados del radicalismo y la Coalición Cívica garantizaron su permanencia pero que habrá que esperar a la convención radical del 27 de mayo.

Ver más productos

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos