El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, presentó hoy el programa nacional "Obras + Trabajo", destinado a realizar obras en los barrios populares de todo el país.

En el marco del plan Potenciar Trabajo, la iniciativa apunta a la inclusión de más de 40 mil trabajadores y una inversión inicial de 2.000 millones de pesos, informó el ministerio.

"Estamos convencidos de que la reconstrucción viene por el trabajo y la producción", subrayó Arroyo, y remarcó: "Con esta línea de acción articulamos con las provincias, los municipios, las organizaciones sociales y las iglesias, porque lo que emprendemos hoy es una tarea conjunta, un paso más en la generación de condiciones para que haya movilidad social ascendente".

"Pensamos que hay que mejorar y construir espacios comunitarios, arreglar clubes de barrio, fortalecer los espacios que tienen que ver con la economía popular y mejorar y urbanizar los barrios populares. Todo con los vecinos de cada barrio, generando trabajo para mejorar los ingresos y la calidad de vida", indicó el subsecretario de Políticas de Integración y Formación de la Secretaría de Economía Social, Daniel Menéndez.

Menéndez señaló además que "la idea es pensar la pospandemia vinculada con pequeñas obras en el barrio".

Durante el acto virtual estuvieron presentes Fernanda Miño, secretaria de Integración Socio Urbana del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación; el diputado nacional Juan Carlos Alderete; los ministros provinciales Andrés Larroque (Buenos Aires), Laura Jure y Juan Carlos Massei (Córdoba), Marisa Paira (Entre Ríos), Danilo Capitani (Santa Fe), Natalia Sarapura (Jujuy), Juan José Deco (Río Negro), Federico Berardo (San Luis), Aníbal Gómez (Formosa), María Pía Chiachio Cavana (Chaco), y Verónica Figueroa (Salta), entre otros.

Los ejes del plan

Según detalló el ministerio, "el programa 'Obras + Trabajo' tiene tres componentes centrales":

  • Refacción de espacios comunitarios. Plantea la refacción de "más de 1000 comedores comunitarios en todo el país, y unos 250 de clubes de barrio", a los que considera "clave para enfrentar la pandemia".
  • Espacios de la economía popular. Abarca tanto polos productivos como también almacenes y mercados populares. Impulsa la construcción y el acondicionamiento de espacios para la generación del trabajo.
  • Hábitat, urbanización y mejora de los barrios populares. Sobre este eje el ministerio no brindó mayores detalles. 

El plan pretende la incorporación laboral de 40 mil trabajadores y una inversión inicial de $2.000 millones.