El Presidente buscará el próximo lunes reeditar una nueva foto con gobernadores, empresarios, sindicalistas, legisladores y referentes de la Justicia en un encuentro para acordar nuevas reformas. Será al mediodía en el Centro Cultural Kirchner, un lugar “neutral” elegido por el Gobierno para la convocatoria de 150 personas.

En el Salón de los Científicos de la Casa Rosada, Mauricio Macri compartió ayer un almuerzo con la mesa política de Cambiemos con el objetivo de avanzar en la convocatoria de la próxima semana que incluirá un paquete de reformas de “profundización de políticas”.

En la extensa mesa se sentaron los cincos gobernadores de sello oficialista: María Eugenia Vidal, por Buenos Aires; Horacio Rodríguez Larreta, de la Ciudad; Alfredo Cornejo, de Mendoza; Ricardo Colombi, de Corrientes; y Gerardo Morales de Jujuy. La gran convocatoria del lunes será a mandatarios provinciales, empresarios, líderes parlamentarios, sindicales, representantes de universidades nacionales y de la Justicia.

El temario será anunciado por Macri y los ministros. Expondrán los lineamientos generales de las reformas que luego irán trabajando “sector por sector”. Las medidas que busca implementar el Gobierno aspira a “generar empleo, y sostener el crecimiento de la economía”, explicó el titular del PRO a nivel nacional y senador, Humberto Schiavoni, tras el almuerzo.

La reunión de la semana que viene será la primera de un grupo de encuentros planificados por la Rosada. El jueves 9 de noviembre citarán aparte a los mandatarios provinciales para analizar proyectos relacionados con la coparticipación y reformas tributarias y fiscales.

“Luego del lunes se va a profundizar sector por sector”, contó el legislador a los periodistas acreditados.

“El objetivo es avanzar en la reducción de la pobreza, en la confluencia de políticas que privilegien la inversiones, el crecimiento y el empleo”, destacó el titular de la UCR, José Corral, también parte del almuerzo. Por parte del gabinete nacional, estuvieron el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, y los ministros del Interior, Rogelio Frigerio; de Trabajo, Jorge Triaca; y de Economía, Nicolás Dujovne. También acompañaron la vicepresidenta, Gabriela Michetti; los titulares del Senado, Federico Pinedo, y de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó; y los secretarios general de la Presidencia, Fernando de Andreis; de Coordinación Interministerial, Mario Quintana, y de Coordinación de Políticas Públicas, Gustavo Lopetegui, y el viceministro de Interior, Sebastián García De Luca.

Tras el contundente triunfo en las elecciones legislativas del domingo, el Gobierno decidió convocar a todo el arco político con el objetivo de avanzar en ciertos proyectos parlamentarios.

En cuanto a las reformas económicas, avanzarán en cambios de la ley de Responsabilidad Fiscal en el marco del acuerdo firmado con las provincias, que servirá como base para continuar el debate en el Congreso. También impulsarán una reforma laboral.

En cuanto a la coparticipación, plantearán temas conexos, pero no incluirán cambios en la ley por el momento.

El reclamo del fondo del conurbano quedará excluido del debate. Se va a apuntar “muchísimo a una reforma educativa”, resaltó uno de los presentes. La reforma política tampoco formará parte de este primer debate con otros sectores, sino que pasará para 2018.

El almuerzo de ayer sirvió como festejo del resultado electoral. Hubo brindis en la Rosada.