Con el aporte del interbloque Argentina Federal, que comanda Miguel Pichetto, el oficialismo logró ayer en el Senado terminar de convertir en leyes el paquete económico clave para la Casa Rosada con la aprobación del Presupuesto 2018 y la reforma tributaria

La reforma tributaria obtuvo 52 votos afirmativos, 15 negativos y 1 abstención. El Presupuesto, en tanto, logró 54 a favor y 14 en contra.

En su alocución final, Pichetto defendió a los gobernadores que decidieron acompañar las leyes reformistas de Mauricio Macri: "Yo no puedo subestimar a los gobernadores: vienen gobernado con convicción, defendiendo intereses y recursos provinciales y cuidando del sector público", sostuvo.

Después, cuestionó a la Casa Rosada: "Es muy complejo alentar la inversión privada y armar proyectos público-privados cuando el Banco Central está manejando este nivel de tasas de interés, es inviable". Y continuó: "Sí me preocupa el rumbo de la economía, sí me preocupa el nivel de endeudamiento del país".

"Me preocupa el rumbo de la economía, el nivel de endeudamiento, esta política que yo califico de irracional. No tienen un ministro de economía. No pueden seguir sosteniendo esta política de endeudamiento con Lebacs", alertó el peronista con buena sintonía con la Casa Rosada.

"Me cuesta creer que puedan pensar que lo que no dio resultado en los 90 ahora va a dar resultado, en un mundo mucho más complejo", cuestionó minutos antes la ex presidenta Cristina Kirchner al cierre del debate. Cuestionó los niveles de deuda del gobierno: "Ustedes pueden seguir con esto porque nosotros les dejamos el nivel de endeudamiento externo más bajo que haya recibido un gobierno de la democracia", sentenció.

"Quieren una sociedad de jerarquías, donde los que siempre tuvieron tienen que seguir teniendo, y los que nunca tuvieron tienen que seguir pisados", lanzó la senadora en su regreso al Senado.

Tras un repaso histórico y sugerir que los gobernadores firmaron el pacto fiscal con el Poder Ejecutivo, señaló: "No me gustaría que alguna vez tuviéramos que salir como esa noche del 19 de diciembre por la puerta de atrás y con la gente revoleando cacerolas a quienes salían de este Parlamento".

En defensa del paquete económico, tomó la palabra el senador Esteban Bullrich (Cambiemos). "Presupuestar es hacer honor a la mayor cesión que los ciudadanos hacen en este Congreso, que nace del pacto social que origina nuestra Nación y consolida nuestra República", afirmó el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, quien aseguró que los tres grandes objetivos del Poder Ejecutivo son "terminar con la pobreza, derrotar al narcotráfico y unir a los argentinos. Metas sociales que están reflejadas en este presupuesto".

El ex ministro de Educación se apoyó los planes de obra pública, uno de los ejes oficialistas más fuertes: "Cada provincia está teniendo inversiones en términos de la mejora de la conectividad aérea, vial y ferroviaria. Sabemos que falta pero este es el camino: fortalecer el federalismo es también fortalecer el capital social de nuestro país".