El diálogo del Gobierno con representantes de la empresa agropecuaria Vicentin es constante desde el anuncio de la intervención por DNU y el envío al Congreso de un proyecto de ley de expropiación. Hoy será un día clave en las definiciones sobre el futuro de la compañía porque Alberto Fernández recibirá al CEO, Sergio Nardelli. A último momento se suma al encuentro -que se presume para esta tarde en la Quinta de Olivos- el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti. 

El mandatario peronista fue clave en el nexo entre la empresa y el Ejecutivo. "Perotti está oficiando de interlocutor entre las partes para que se encuentre el mejor entendimiento", resaltaron desde el entorno del gobernador.  El santafesino estuvo al frente del vínculo entre Alberto y Nardelli. Incluso fue quien hizo que hablen por teléfono hace unos días y el gestor de la reunión prevista a las 18 horas, en un lugar a definir. 

La provincia de Santa Fe es la sede principal de las empresas que maneja el grupo empresario. El gobernador estaba preocupado por la situación económica y el futuro de los 6000 empleados de Vicentin. El planteo se lo hizo en persona a Fernández cuando la semana pasada había visitado la Casa Rosada para la firma de acuerdos.

Perotti está al frente de las conversaciones para rescatar a la cerealera desde que comenzó el conflicto. "Perotti insistía en la necesidad de que la empresa no sea adquirida por una firma extranjera, sino que se quede con capitales argentinos y puntualmente en Santa Fe", afirmaron fuentes de la gobernación.

Por estas horas aseguran que no hay marcha atrás con la idea de expropiación. "No creo que retrocedan pero si lo que van a buscar seguramente en principio es alguna especie de acuerdo sobre la intervención y la participación del Estado", afirmaron fuentes oficiales. 

En la otra punta del conflicto interviene el Ministerio de Producción que está a cargo de avanzar en la recuperación de la cerealera santafesina que tiene una deuda con 18 mil millones de pesos con el Banco Nación, un préstamo que había sido otorgado por la anterior gestión de Javier González Fraga. El Gobierno está "terminando de ajustar los últimos detalles para hacer efectiva la intervención", contaron a este diario desde el ministerio de Producción. La jornada de ayer en cuanto el nivel de diálogo fue bastante intenso. "Estuvieron todo el día trabajando y con reuniones en las ciudades de Reconquista y Avellaneda", relataron las mismas fuentes.

El proyecto de ley supone estar listo para que ingrese por el Senado, donde el oficialismo tiene el quórum y los votos garantizados. La encargada de la redacción de la iniciativa fue la senadora, Anabel Fernández Sagasti, la referente de La Cámpora que le había acercado el proyecto de expropiación al Presidente. Hoy no participará de la reunión con los directivos de la empresa, pese a que estuvo en la conferencia del prensa el día del anuncio. La legisladora tendrá un día de intenso trabajo en la cámara que sesionará desde la tarde. Se espera un debate picante en torno a la Ley de alquileres. "No va a dar la agenda. Hoy se espera una sesión de seis horas", aclararon a este diario fuentes allegadas a Sagasti.