La actual gestión tiene preparado un “plan navideño” pensando en las necesidades de fin de año de los sectores más vulnerables. “Está todo listo”, reconocieron las mismas fuentes. El hermetismo sobre las medidas se mantendrá hasta que no haya un contacto con la futura administración.  

No hay detalles si habrá bono de Navidad para los planes sociales o empleados estatales. Tampoco un plus para los privados. Desde los equipos de Alberto, que en el área social estaría encabezada por Daniel Arroyo, y de Axel Kicillof en la provincia de Buenos Aires, diseñan un programa de contención apenas asuman el 10 de diciembre, que contará con el apoyo de los intendentes. Los comedores estarán en el centro de la atención con el refuerzo de comida.

Las organizaciones sociales a fines de los partidos de izquierda iniciaron esta semana movilizaciones en reclamo de un bono de fin de año de 4 mil pesos y una actualización de 30 por ciento del Salario Social Complementario –actualmente en 8.500 pesos- que depende de Desarrollo Social. Hace un año, el Gobierno había decretado un pago de 1500 pesos en diciembre para la Asignación Universal por Hijo y 5000 pesos para los trabajadores estatales y privados.  Todavía no se informó si replicarán la medida.

En cuanto a la gestión próxima, Fernández había adelantando en octubre el plan contra el hambre, que incluirá varios ítems con eje en combatir la pobreza que hoy alcanza al 40 por ciento de la población, entre ellos un refuerzo alimentario escolar y una tarjeta alimentaria. Cuando falta menos de un mes para la asunción, el sucesor apelará a poner plata en el bolsillo de la gente para tener un fin de año con menos desigualdad.

Por otra parte, el proceso de transición entre Mauricio Macri y Alberto Fernández está atravesando por un momento de impasse. Hasta ahora el único acercamiento que tuvieron el Presidente saliente y el electo fue por el tema de la crisis en Bolivia, donde no pudieron ponerse de acuerdo para fijar una posición común de repudio al golpe de Estado.

Algunos ministerios esperan el llamado de los equipos del Frente de Todos. El área social tendrá una importancia especial para el saliente y el entrante por la sensibilidad habitual de las protestas en las calles durante diciembre.

De ambos lados, tanto del oficialismo como de la oposición, piensan en un esquema para hacer frente a la emergencia alimentaria. La cartera que conduce Carolina Stanley espera un contacto con los negociadores del traspaso de Férnandez. “Todavía no hay delegados”, afirmaron a este diario fuentes del ministerio.

 

Más notas de

Natalia Vaccarezza

La agenda del Gobierno, entre la pandemia y la economía

Alberto en Olivos

Coronavirus, recesión, desempleo y pymes, las principales preocupaciones del Gobierno

Alberto en Olivos

El Gobierno define la continuidad de la cuarentena

Cafiero, Larreta,De Pedro, Ibarra y Quiroz

Conflicto por el bono de $10000: Echaron a Vanoli de la Anses

La disputa por el pago del bono social detona la salida de Vanoli de la Anses

Extenderían la cuarentena hasta mayo

Extenderían la cuarentena hasta mayo

Diputados bajan sus sueldos un 40%

Los jefes de bloque

Mensajes de Alberto, entre el coronavirus y el 24 de marzo

El Presidente junto al gabinete

Alberto Fernández, el piloto de tormentas

Hoy en la Rosada

El Gobierno prepara nuevos anuncios

El Gobierno prepara nuevos anuncios

Cómo será el paquete de la Reforma Judicial

Asamblea Legislativa