En paralelo a las arduas negociaciones para cerrar un acuerdo con los bonistas extranjeros, un equipo de ministros diseña un plan de medidas para reactivar la economía.

En las últimas semanas trabajaron codo a codo los ministros del Interior, Wado de Pedro; de Economía, Martín Guzmán, y de Producción, Matías Kulfas, junto a los 24 gobernadores con el objetivo de poner en marcha la producción interna.

El clima cambió radicalmente con el cierre de las negociaciones con los acreedores externos. En Balcarce 50 esperan en que dentro de dos meses se empiece a salir de la crisis económica que dejó el anterior gobierno y que empeoró con la pandemia.

"En septiembre empieza a pasar la pandemia y habrá un rebrote muy fuerte de la economía", analizan en un despacho gubernamental. La puesta en marcha de la reactivación económica estará sujeta a un paquete de medidas que anunciará próximamente el Presidente. 

Algunos de los puntos urgentes comenzaron a analizarse en las mesas sectoriales, como ayer fue el turno de los representantes del Consejo Agroindustrial Argentino que fueron recibos por Fernández en Olivos para analizar cómo reactivar ese sector conciliando los intereses privados con los del sector público.

Los ejes de las prioridades para la reactivación serán "incentivos al consumo, la moratoria impositiva, más la obra pública y la construcción". Con estas medidas, el sector más político del Gobierno augura un "muy buen 2021" y un envión para "ganar las elecciones y seguir".

Esta semana está previsto que el equipo de Guzmán, Kulfas y De Pedro presenten al Presidente la agenda de fomento al desarrollo productivo y económico que discutieron con los gobernadores en la ronda de diálogo que comenzó el 20 de julio y terminó el lunes pasado con el bonaerense Axel Kicillof.

El Ejecutivo pidió a las provincias que "planteen propuestas para la post pandemia, proyectos para financiar, y escucharon las necesidades de cada distrito", aseguró un vocero sobre las reuniones.

"Están preparando las medidas", anticipa una fuente oficial. El Gobierno vive con mucho entusiasmo el anuncio del paquete de medidas que tendrá un amplio abordaje federal. Aún no está definida la fecha pero podría ser a fin de esta semana o la próxima. "Habrá obras viales, hidroeléctricas, medidas para el campo", enumeran en la Rosada.

El foco de los proyectos urgentes serán "las obras de infraestructura, los desarrollos productivos desde hidrovías hasta gasoductos y corredores bioceánicos". "Todo apunta a crecer después de la pandemia, pero a largo plazo", reconocen en uno de los ministerios a cargo del paquete de medidas.