La reunión de ayer en Olivos fue el primer puntapié para avanzar en la idea de endurecer la cuarentena en el AMBA si continúa el crecimiento de casos de coronavirus en los próximos días. Alberto Fernández, Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof coincidieron en pasar a "una nueva fase", qué aún no está definida su denominación pero que no sería la 1 decretada el 20 de marzo pasado.

La Provincia de Buenos Aires habla de esta "nueva fase" al descartar la posibilidad de dar una marcha atrás rotunda. Fuentes bonaerenses confirmaron que la decisión se tomará "de acuerdo a los índices que están monitoreando" en las equipos de salud de la región metropolitana. 

El Presidente, el gobernador y el intendente porteño volverán a cotejar este jueves las alternativas sobre la continuidad del aislamiento social y obligatorio que vence el domingo 28 de junio. "Van a decir qué grado de restricción" se implementará desde la semana próxima, confirmaron allegados a Kicillof. 

Los tres funcionarios analizaron ayer que tipo de prórroga de la cuarentena funcionará si la tendencia del alza de contagios continúa. En el día de ayer se conoció la cifra récord de 2.146 enfermos positivos de Covid-19. Los números fueron muy parejos para la Provincia y la Ciudad con números que rondaron los 1000 infectados.

En cuanto a las nuevas restricciones, se estudia implementarlas sobre la circulación. "Habrá mayores controles en el transporte público y los autos particulares", afirmaron de la Ciudad de Buenos Aires. Hay otras actividades que analizan endurecer durante el aislamiento. "Los puntos de discusión son los profesionales independientes, los comercios, y las industrias", afirmó una fuente que conocía los detalles del encuentro de ayer.

La región del AMBA espera la evolución de los números de contagios de hoy y mañana. Será definir una cuarentena más estricta. Tanto en la Ciudad como en la Provincia descartan volver a la fase 1.  "Nada se descarta, pero tampoco se puede confirmar", resaltaron desde el entorno de Larreta. 

En la reunión de ayer en Olivos se hizo un repaso de lo que se había trabajado el viernes entre Kicillof y Larreta. "Ambos están preocupados por la suba de casos de los últimos días. Se va a seguir monitoreando los datos día a día para tomar una decisión y se seguirá reforzando fuertemente el control de la movilidad", afirmaron desde CABA. 

Hay una idea de trabajar en conjunto y tomar decisiones en unidad. La Ciudad y la Provincia "están preocupados" por los casos de ayer que superaron los 1000 contagios. La decisión final se tomará el jueves.