El tema de la inflación no sólo se mete en la agenda pública sino también en las reuniones a puertas cerradas de la Casa Rosada. Desde el Gobierno ya reconocieron que el Presidente Macri sigue la cuestión del alza de los precios con mucha atención.

Si bien no es el único tema excluyente en la mesa chica del Ejecutivo, sin dudas forma parte de las preocupaciones de la administración de Cambiemos.

De regreso de la Cumbre de las Américas en la ciudad peruana de Lima, Macri arrancó la actividad en Balcarce 50 con los referentes políticos y económicos del Gobierno con la mira en varios temas, pero con sectores internos que empiezan a alertar por los desmedidos aumentos de tarifas. A la mesa chica se sentaron ayer la vicepresidenta, Gabriela Michetti, el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro del Interior Rogelio Frigerio; los secretarios Mario Quintana y Gustavo Lopetegui; el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó; y el presidente Provisional del Senado, Federico Pinedo. Sin bien no dejaron trascender el temario del encuentro, la prioridad pasó por la "agenda parlamentaria", reconocieron a este diario.

Los aliados de Cambiemos que responden a la diputada Elisa Carrió pedirán al jefe de Gabinete, Marcos Peña, un informe para que de explicaciones sobre los aumentos de las tarifas de los servicios públicos. El reclamo llega al Parlamento por los aumentos dispuestos por el Gobierno, y luego de que la semana pasada se conoció que el índice de inflación de marzo alcanzó el 2,3% debido al impacto en la tarifas. El proyecto lleva la firma de todos los legisladores de la Coalición Cívica. Desde el radicalismo también cuestionaron la política tarifaria que llevan adelante en materia energética. El Gobernador de Mendoza y presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, había criticado al ministro de Energía, Juan José Aranguren, por las subas de las tarifas. "Le hizo meter la pata al Gobierno", había lanzado en una charla del Rotary Club.

En el Gobierno tomaron nota de las quejas de los aliados. Fuentes gubernamentales aseguraron a este diario que "el malestar por el aumento de las tarifas no se siente en todos los sectores de la sociedad por igual". En la Rosada circulan informes sobre la incidencia del gasto en las tarifas con respecto al salario. "Estamos en los niveles de la convertibilidad", aseguraron en el despacho de un funcionario nacional. Para los sectores de menores recursos, sostienen que se mantendrán por el acceso a la tarifa social.

La imagen de la gestión presidencial tuvo pocas variaciones desde las elecciones del año hasta la fecha, aseguraron los asesores cercanos a Macri. Se vieron algunas oscilaciones descendentes por el escándalo de la empleada del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, pero luego se recuperó. Ahora se mantiene desde enero entre el 45% y el 50%.

Hoy volverá la tradicional reunión de gabinete de los martes en el salón Eva Perón de la Casa Rosada. La semana pasada había sido suspendida por la visista del presidente español, Mariano Rajoy. El último encuentro había sido el 4 de abril en la quinta de Olivos. El inflación y las tarifas serás temas de debate.