El Gobierno prepara un proyecto de reforma judicial para enviar al Congreso luego del debut de las sesiones remotas, aunque hay dudas entre los legisladores porque los acuerdos para llevar a cabo debates "virtuales" dan prioridad a temas relacionados con la pandemia de Covid-19.

Fuentes oficiales anticiparon a NA que el Gobierno está listo para enviar el proyecto de reforma judicial en "diez días, aproximadamente" e indicaron que días atrás la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, conversó con el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, para comunicarle la decisión de impulsar esa iniciativa.

Aunque no se conoce todavía el contenido concreto del proyecto, el presidente Alberto Fernández había manifestado esta semana que sería relativa a las áreas penal, contenciosa administrativa, civil y comercial federal. 

También abrió el debate sobre la reforma de la cantidad de integrantes de la Corte Suprema. Aunque afirmó que él cree que el número actual, de cinco magistrados, es correcto, agregó que quiere "escuchar la opinión de los expertos". 

Al respecto, Massa consideró que el máximo tribunal "como está, está bien" y dijo que, en todo caso, "se puede medir el funcionamiento en términos de tiempo, de respuesta de orden interno". "Me parece que no es un tema de número sino de capacidad y velocidad de acción", afirmó el diputado nacional, al señalar que "tenemos que aprender a hacer funcionar bien lo que tenemos y no pretender cambiar todo el tiempo lo que no funciona".

De todos modos, Massa puso de relieve hoy la importancia de tener "mecanismos de medición de su accionar porque son funcionarios públicos".

Si bien el protocolo de la Cámara de Diputados para las sesiones virtuales señala que pueden presentarse proyectos sobre cualquier materia, hasta el momento rige un acuerdo entre oficialismo y oposición para tratar solo temas consensuados y no conflictivos.

En tanto, el protocolo aprobado por el Senado establece en su artículo 2 que "las sesiones virtuales o remotas tratarán sobre medidas específicas en el marco de la emergencia sanitaria declarada a raíz del Covid-19" y aquellas que se consideren "necesarias para combatir" la pandemia o sus consecuencias.

En este contexto, asoma una nueva discusión que gira en torno a si el Congreso podría tratar un proyecto de reforma judicial con la nueva modalidad de sesiones remotas, en caso de que el Gobierno lo envíe en los próximos días.

La diputada de Juntos por el Cambio Brenda Austin explicó que en la Cámara baja regía la resolución 660/2020, por la cual los temas a tratar debían circunscribirse al combate contra el coronavirus, pero "el protocolo dice que a partir de su aprobación podrán presentarse proyectos sobre todas las materias".

Austin indicó que, por lo tanto, no habría límite técnico porque "la limitación de la materia no está presente en el protocolo, distinto de lo que ocurre con el protocolo del Senado que sí limita los proyectos al Covid-19".

No obstante, la diputada aclaró que sí habría una limitación "respecto de la oportunidad política" porque "se acordó que los temas a tratar en la sesión de funcionamiento telemático sean de consenso".

"No conocemos cuál es el contenido de la reforma, algo similar ocurre con el impuesto a la riqueza, son títulos pero no conocemos el contenido. Lo que sí puedo decir es que no vamos a estar dispuestos a acompañar una herramienta que permita la cooptación del Poder Judicial", agregó.

Por otro lado, Austin subrayó que "el sistema todavía no está en condiciones de proporcionar un debate de la complejidad de una reforma judicial en una mecánica que limita el uso de los tiempos y la palabra por razones tecnológicas" y recordó que el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, "en una oportunidad dijo que el sistema no soportaría sesiones maratónicas".

En tanto, fuentes de la bancada de Juntos por el Cambio del Senado señalaron que en la Cámara alta "el protocolo impediría tratar un tema como la reforma judicial", aunque agregaron que "presentar un proyecto se puede, el tema es el tratamiento de manera virtual".

En cambio, el senador del Frente de Todos Oscar Parrilli consideró este jueves que "es posible" tratar en el Congreso la reforma judicial y también la legalización del aborto, otro de los temas que figuran en la agenda del presidente Alberto Fernández pero que había quedado en pausa por la emergencia sanitaria.