El titular de la cartera laboral, Jorge Triaca, recibirá esta tarde al triunvirato de la CGT que integran Juan Schmid, Carlos Acuña y Héctor Daer. En el protocolo oficial la cita se anuncia para las 18 en la sede ministerial de la avenida Alem al 600, aunque algunas fuentes deslizaron en las últimas horas que la reunión podría tener lugar en la residencia de Olivos, con la presencia del presidente Mauricio Macri. Tratarán una “nutrida agenda”, que se sostiene en los contactos que Triaca ya mantuvo con esa conducción, e incluyen la reforma laboral que el jefe de Estado refirió en su conferencia de prensa de la víspera.

La presencia de Macri en el encuentro es un anhelo de la conducción obrera para avanzar en el diálogo

Antes de las elecciones, el diálogo entre el Gobierno y los sindicatos iba a primera, con marcha lenta. Después de las 21 del domingo, con los resultados sobre la mesa, la marcha se incrementó.

Inevitable curso de encuentros, según la plana mayor sindical que incluso trasciende a los triunviros y vislumbraron incluso los representantes del movimiento obrero que participaron del Coloquio de IDEA.

El triunfo de Cambiemos a nivel nacional completó en luces verdes el tablero de Macri para avances reformistas que le reclama desde 2015 el empresariado. En medio de ese clima, desde el Ministerio de Trabajo le confirmaron a Crónica que “el diálogo siempre estuvo”. Idéntica frase que utilizaron, ante este medio, desde la conducción de las 62 Organizaciones Peronistas, el grupo sindical afín al Gobierno. Tal es así que el jueves, Ramón Ayala (titular de Uatre) participará de charlas sobre el narcotráfico junto a la Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Dentro de la siempre efervescente interna de la central de Azopardo, hasta los más reticentes a la “juntada con Cambiemos” la consideraban inevitable. Días atrás el secretario gremial de la CGT y referente Camionero Pablo Moyano consideró que si bien por un lado la oposición que encarna incluso en fluida relación con referentes de la Corriente Federal (CFT) encolumnada detrás de Cristina Fernández versa sobre el modelo económico, la relevancia del último Comité Confederal de Azopardo incluyó a todos los sectores para fortificar incluso al triunvirato en el lapso de mandato que dicen se cumplirá respecto de los próximos 3 años.

Entre quienes respaldan a Moyano para su distancia de cualquier encuentro con funcionarios nacionales, estiman que no habrá fractura expuesta de la CGT, sino quizás un refugio en lo que se constituyó en los 90 con el MTA, que consolidó el tramo de leyenda que cumplió su padre Hugo en defensa de los trabajadores.

Por su parte el Movimiento de Acción Sindical (MASA) que lideran Sergio Sasia (Unión Ferroviaria) y Omar Viviani (Taxistas), también auspicia el diálogo con el Gobierno y avala a la CGT, siempre que se resguarde la esencia de un proyecto de gestión para esa central que se adapte a estos tiempos, moción que -va de suyo- incrementó cotización en rigor de los resultados electorales del domingo, ante un Cambiemos potentísimo y un peronismo que se dirime en el regreso al capítulo mágico o la adaptación a la coyuntura actual, donde aún en derrotero de aplazos electorales, no hay resignación para ostentar el liderazgo devaluado que demanda evolución y autocrítica.