La ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, anticipó que el Gobierno relanzará el programa de viviendas Procrear, con el fin mitigar los efectos de la pandemia del coronavirus (Covid-19) en la economía y permitirá, en una primera etapa, que 5.500 familias puedan construir una casa nueva.

Las reuniones para la vuelta del Procrar comenzaron a fines de enero y contaron con la participación del titular de la ANSeS, Alejandro Vanolli, con la intención de relanzar un programa de viviendas que el Gobierno ya consideraba clave no sólo para la industria de la construcción, sino también como motor para la creación de puestos de trabajo e impulso a las economías locales.

"Vamos a hacer un anuncio muy interesante y que va a entusiasmar mucho, como entre 2012 y 2015, cuando Procrear fue una oportunidad de acceder a la vivienda nueva para muchos argentinos", resaltó la funcionaria.

En declaraciones radiales, Bielsa recordó que, al momento de asumir, se encontró con 11 mil viviendas -incluidas en el plan Procrear- que no fueron entregadas a sus beneficiarios.

"Quedaron casi al 95% o al 80% sin terminar o necesitaban un nexo de conexión. Y también quedaron más de 8 mil lotes", añadió.

Ahora, la ministra comentó que la decisión oficial es construir 5.500 nuevas viviendas, que generen unos 75 mil puestos de trabajo entre este año y el próximo.

"Esas 5.500 viviendas tienen un espíritu virtuoso en pequeños núcleos, que ademas hoy es una demanda que se ha acrecentado con la pandemia. Tiene un efecto multiplicador en localidades pequeñas e intermedias, con consumo y empleo", subrayó.

Y resaltó también que la iniciativa incluye "conexiones domiciliarias, mejoramientos, conexiones de gas, lotes con servicios. Los trabajos que demanda una vivienda son muy variados".

Bielsa aseguró que para avanzar con una nueva etapa del Procrear, "hemos acordado con todas las provincias. Es un programa fundamentalmente federal que tiene una rápida llegada a cada una de las provincias y tiene varias líneas. Refacción de viviendas, ampliación y construcción de viviendas y espacios multiuso".

"La iniciativa tiene tres objetivo rápidos: impacto en la generación de empleo, reactivación económica y soluciones que vienen a dar respuesta a algunas de las cuestiones que se han profundizado a partir de la crisis del COVID- 19. Ya los estamos poniendo en marcha", concluyó.

Entre junio de 2012 y diciembre de 2015, el programa produjo alrededor de 196.000 soluciones habitacionales, con una inversión estatal de $481.000 millones y generó alrededor de 350.000 empleos directos y 200.000 indirectos.