El ministro de Justicia, Germán Garavano, salió hoy al cruce de los dichos de Eugenio Zaffaroni sobre que el Gobierno debería irse antes de finalizar su mandato y consideró que el ex juez de la Corte Suprema no debería integrar la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

A su entender, Zaffaroni tiene una visión “antidemocrática”  y “posturas políticas dudosas”.

“Presenta una visión antidemocrática que los argentinos dejamos atrás. Insiste con posturas políticas dudosas. Pone en  crisis y termina desprestigiando a todo el sistema interamericano de Derechos Humanos”, aseguró Garavano.

 El funcionario nacional subrayó que Zaffaroni “no debiera seguir siendo juez de la Corte  Interamericana”.

Por su parte, el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, expresó su rechazo a los dichos de Zaffaroni y también reclamó que deje de integrar la Corte IDH.

“Mi enérgico rechazo a las declaraciones de Eugenio  Zaffaroni, las cuales no son más que otra muestra de su  desprecio por la democracia. Como manifesté en una carta enviada a  la @CIDH, su presencia en ese ámbito desprestigia al sistema  interamericano de derechos humanos”, resaltó Avruj en su cuenta de  Twitter.

En tanto, el jefe del bloque de Cambiemos en la Legislatura  bonaerense, Maximiliano Abad, tildó a Zaffaroni de “abanderado  de la intolerancia” por sus dichos a favor de que el gobierno “se vaya antes”.

“Hay personas que de grandes irradian sabiduría, y adultos  mayores que en la vejez diseminan odio y frustración.

Zaffaroni, tristemente, se ha convertido en un abanderado de la  intolerancia”, consideró el legislador bonaerense en un  comunicado.

Para Abad, a Zaffaroni “le cuesta mucho lograr el equilibrio  institucional”, y recordó que “pasó de juez de la dictadura al  abolicionismo, sin comprender que la democracia se aleja de los extremos”.

El diputado marplatense evaluó que el actual juez de la  Corte Interamericana de Derechos Humanos “esconde sus  posiciones autoritarias en una superioridad intelectual que  cree tener y con la que, evidentemente, se siente por encima de  las decisiones que toma un país en democracia y en libertad”.

“Pero Zaffaroni no es mejor que nadie. Cualquier ciudadano,  sin importar a quien haya votado o cuáles sean sus ideas  políticas, pero que apuesta todos los días a los valores de la  libertad es mil veces mejor que Zaffaroni”, agregó.

El ex juez de la Corte Suprema reiteró su “deseo” de que el  gobierno de Mauricio Macri “se vaya antes” del poder, al  considerar que su gestión está “llevando a una catástrofe  social” como la del 2001.

“Si se van antes vamos a tener menos deuda, vamos a poder  resolver el problema. Es un deseo, puede ser que se vayan en  2019, total hay un año de diferencia, pero esto nos está llevando a una catástrofe social”, afirmó.