Cualquier observador distraído pudo advertir que en los últimos días existió un intercambio de posiciones entre el presidente Alberto Fernández y su vice, Cristina Fernández de Kirchner, en torno a un tema sensible como el de la deuda externa y la corresponsabilidad del Fondo Monetario (FMI) respecto de la frágil situación económica y financiera por la que atraviesa el país.

El último fin de semana, desde Cuba, Cristina se preguntó por qué el organismo multilateral enarbola tan firmemente la premisa de la no quita de capitales sobre la deuda otorgada a la Argentina bajo la gestión de Cambiemos amparándose en el estatuto y, al mismo tiempo, desconoce que esos mismos estatutos le prohíben dar préstamos en un escenario de fuga de dinero.

Un día más tarde, Fernández respondió que "es su pensamiento", aunque precisó que los dichos de Cristina "no distan mucho de nuestra posición de pedir una espera al FMI y pedir quitas en intereses o capital en los títulos de los bonistas".

Estos matices sin embargo, no habrían abierto una grieta entre ambos, al menos eso es lo que afirman fuentes del Gobierno, que aseguran que nada ha cambiado: "La relación es cotidiana y constante, pero, además, Alberto ha dicho en privado y de manera pública que el secreto de su buen gobierno va a depender de su buena relación con Cristina".

Advierten además, que Alberto es quien tiene sobre sus espaldas el peso de una negociación "importantísima", mientras que Cristina no solamente es la vicepresidenta, sino también la líder política de un sector mayoritario de la alianza de Gobierno, motivo por el cual "tiene los márgenes un poco más anchos para opinar. Nosotros no vemos descoordinación, ni mala intención", en sus posiciones, afirman.

Otro dato que echa luz sobre la frontalidad de la ex jefa de Estado en torno de las negociaciones que emprenderá Martín Guzmán, es el que da cuenta de su cercanía con el ministro de Economía: "Ella lo apoya y lo respalda; él lo sabe y le gusta la discusión", esgrimen desde los despachos de la Casa Rosada.

Lejos del minué político, el Gobierno viene trabajando el día a día con el objetivo de llegar a las puertas de la negociación "con la mayor musculatura posible" y habiendo hecho bien los deberes. Para alcanzar esa meta, Alberto ha venido manteniendo en la semana una ronda de conversaciones con los gremios con la intención de "juntar mayor consenso para formar un esquema de actualización salarial que no contribuya a la escalada en la que veníamos", porque argumentan, "no es lo mismo llegar a una negociación con el Fondo con los gremios adentro y de modo razonable, que con quilombo en la calle".

Alberto y Cristina son dos dirigentes temperamentales y acostumbrados a decirse las cosas en la cara, pese a ello, en Balcarce 50 no advierten que el presidente se haya "molestado" por los dichos de la líder del kirchnerismo desde Cuba: "No veo que haya habido un análisis o una percepción en esa dirección o con esa intencionalidad; por el contrario", señalan.

Desde el Gobierno, por ahora tampoco observan fracturas en la alianza del Frente de Todos: "La sensación que hay es de mucha conciencia de que el piso de todos es de cristal, que hay que colaborar en atravesar esta situación para llegar a marzo con la mayor fortaleza para negociar en las mejores condiciones para el bien de Argentina", sostienen.

Más notas de

Horacio Aranda Gamboa

Alberto le hizo un guiño a Lavagna y quiere sumarlo

Alberto le hizo un guiño a Lavagna y quiere sumarlo

El PJ convocó a elecciones internas para el 3 de mayo y llamó a la unidad

Gioja ve con buenos ojos que varios quieran competir

El Presidente contra el lawfare: "Hubo detenciones arbitrarias de opositores"

Fernández recibió ayer al director ejecutivo de Netflix

Reintegrarán hasta $700 mensuales en compras a jubilados y titulares de AUH

Marcó del Pont señaló que la medida implicará unos $5.000 M mensuales

El PJ desanda el camino hacia el recambio de autoridades

Capitanich impulsa la creación de una confederación de partidos

El Gobierno se abroquela ante el FMI, y Alberto y Cristina afinan la sintonía

Fernández en el acto de entrega del DNI con datos rectificados a la activista transgénero, Isha Escribano

Alberto y Kicillof se reunieron en busca de limar asperezas ante rumores de internas

Kicillof, Cafiero, De Pedro y el Presidente de la Nación

Alberto Fernández dijo que en su gobierno no hay presos políticos y pidió prudencia

Hace menos de un mes, el Presidente dialogó con organismos de derechos humanos

Sigue la polémica en el Gobierno en torno de la existencia o no de presos políticos

La ministra Gómez Alcorta, muy firme para defender la existencia de presos políticos

El Gobierno analiza proyectos productivos

Ziliotto pidió una alianza estratégica entre YPF y Pampetrol