El gobierno del presidente Mauricio Macri se mantiene cauteloso ante la delicada situación política por el golpe de Estado en Bolivia, donde la senadora Jeanine Áñez, opositora al ahora ex mandatario Evo Morales, se proclamó presidenta provisional en una sesión legislativa que no contó con el quórum necesario previsto por la Constitución.

En este panorama, fuentes de la Cancillería advirtieron a medios nacionales que, si bien admiten que dadas las condiciones es la mayor autoridad actual del Senado, aún no hay "elementos suficientes" para reconocerla como presidenta y por el momento el oficialismo no se pronunciará al respecto, al menos hasta que la Asamblea Legislativa que se reunirá esta tarde decida si la admite como mandataria o no.

Fuentes de la Cancillería explicaron a La Nación que no se aceptará la presidencia de Áñez hasta que la apruebe la Asamblea Legislativa, tal como establece la Constitución Política del Estado (CPE) de Bolivia. Esta tarde, los legisladores se reunirán para pronunciarse al respecto, con una manifiesta postura negativa por parte del MAS, que tiene ocupa dos tercios de la Asamblea.

"En el vacío de poder generado por la renuncia de Evo Morales y de su vicepresidente , ella es una referencia de autoridad frente a la situación crítica de vacío institucional que hay, pero para poder ser designada y reconocida como Presidenta provisional, es relevante el elemento de su ratificación por Asamblea Legislativa", explicaron.

En la misma línea, desde el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Casa Rosada aseguraron a Clarín que sólo se reconoce a Áñez como "autoridad del Senado", ya que era la vicepresidenta segunda de esa cámara y quedó primera en la línea de sucesión del mando, debido a la renuncia de las máximas autoridades nacionales y del Congreso.

"No podemos hacer ninguna mención a su presidencia provisional hasta que no se entienda quién y qué la sostiene. Por el momento evaluamos el estatus de la senadora",  señaló una autoridad del Gobierno, según informó dicho medio, y agregó que "los hechos se tienen que calmar, también la situación y convocar a elecciones".

Esto fue reforzado desde dicha cartera a Infobae. "No vamos a pronunciarnos por el momento; entendemos que es la máxima autoridad del Senado pero no hay elementos suficientes para reconocerla como presidenta, es algo que estamos estudiando”, fue la respuesta de las fuentes.