El estallido del brote de coronavirus en Argentina en marzo provocó la necesidad de ampliar el sistema de salud para evitar un colapso y poder prestar atención a pacientes no sólo de Covid-19, sino con cualquier afección.

Por eso, desde la declaración de la pandemia, el Gobierno nacional sumó más de 1.400 camas "críticas" de terapia intensiva, intermedia e internación al sistema sanitario de todo el país, mientras que la ocupación de las camas existentes sigue en aumento, con más de mil pacientes de coronavirus internados con complicaciones.

Del total de nuevas unidades, casi mil se encuentran en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense, que concentran la mayor cantidad de casos positivos y de internados con coronavirus en terapia intensiva.

Este martes el Ministerio de Salud informó que hay 1.002 pacientes con coronavirus internados en terapia intensiva. El 63,5% de las camas de cuidados críticos del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) están ocupadas por pacientes con diversos tipos de afecciones, principalmente en Capital Federal y en la salud privada. El porcentaje de ocupación de las camas de terapia a nivel nacional es de 54,2%.

En este contexto, este martes el presidente Alberto Fernández encabezó la inauguración del Hospital General de Agudos Doctor René Favaloro en la localidad de Rafael Castillo, La Matanza, que está destinado a la atención de pacientes con coronavirus.

Este centro de salud suma 144 camas de internación general y 14 de terapia intensiva al sistema sanitario del partido.

La cartera de Obras Públicas, a cargo de Gabriel Katopodis, fue la encargada de incrementar el volumen de camas del sistema sanitario y, en ese marco, se construyeron y pusieron en marcha 12 Hospitales Modulares de Emergencia (HME) ante la pandemia de la Covid-19.

Los hospitales modulares están ubicados en Resistencia, Chaco; en ciudad de Córdoba; en Granadero Baigorria, Santa Fe; y en Mar del Plata, provincia de Buenos Aires. Los ocho restantes se encuentran en el AMBA: Almirante Brown, Florencio Varela, Gral. Rodríguez, Hurlingham, Lomas de Zamora, Moreno, Quilmes y Tres de Febrero.

El Ministerio de Obras Públicas, en un comunicado, detalló que "a través de la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops), invirtió $1.894 millones para la construcción en tiempo récord y el equipamiento completo de esas unidades, a partir de las directivas sanitarias del Ministerio de Salud".

"Esta inversión forma parte de la Red Federal de Emegencia Sanitaria, que en estos cuatro meses ya permitió sumar 1.417 camas de terapia e internación en todo el país, de las cuales 959 fueron destinadas al AMBA", precisó el Ministerio.

Qué son los hospitales modulares

Los hospitales modulares de Emergencia son módulos de construcción rápida de 1.000 metros cuadrados, escalables a través de la metodología de la construcción en seco. Esto permitió que puedan ser emplazados y puestos en apenas un mes.

Todos los hospitales, precisa el comunicado, están equipados con un total de 840 camas (262 de terapia intensiva y 578 de internación general), respiradores, ventiladores de transporte, monitores multiparamétricos, ecógrafos portátiles, electrocardiógrafos y equipos de rayos X, entre otros dispositivos de última generación.

Asimismo, funcionan las 24 horas y, una vez que finalice la pandemia, quedarán para ser utilizados por la comunidad.

En tanto, los hospitales en las provincias (sin contar CABA y Buenos Aires) tienen 298 camas en total: en Resistencia: 76 camas, 24 de terapia intensiva y 52 de internación general; en Córdoba capital: 70 camas, 22 de terapia intensiva y 48 de internación general; en Granadero Baigorria: 76 camas, 24 de terapia intensiva y 52 de internación general; y Mar del Plata: 76 camas, 24 de terapia intensiva y 52 de internación general.