La Secretaria de Legal y Técnica de la Nación, Vilma Ibarra, cuestionó la decisión del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de desconocer el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que estableció la suspensión de clases presenciales en el área metropolitana y remarcó que es el mismo instrumento que se utilizó durante todo el año pasado para dictar medidas sanitarias.

Ibarra remarcó además que la Sala del tribunal porteño que resolvió aceptar el pedido de apertura de aulas - la Sala IV de la Cámara en lo Contencioso Administrativo y Tributario-  no tiene competencia para un dictamen de esa naturaleza.

"Desde el Gobierno Nacional tomamos una medida que es el DNU, que tiene fuerza de ley según la Constitución Nacional para cuidar la salud publica, no para tomar medidas educativas", remarcó Ibarra y puntualizó que el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta "tendría razón  si hubiésemos decidido sobre la curricula o programas educativos".

Larreta conferencia de prensa

 

La funcionaria habló luego de que Larreta, en conferencia de prensa, anunciara que este lunes habrá clases presencial contra el DNU del Gobierno Nacional y recordó que el mismo instrumento, el DNU se utilizó par establecer la suspensión de las clases presenciales el año pasado, en el inicio de la pandemia, cuando el dirigente del Pro estuvo sentado junto al presidente  

"El Jefe de Gobierno sentado al lado del Presidente de la Nación, ha consentido durante todo el año pasado que era un medio idóneo el DNU para tomar decisiones de salud pública aún en situaciones con una situación epidemiológica menor a la actual", indicó Ibarra.

En ese sentido, agregó que desde el Gobierno nacional se van a realizar "todas las presentaciones correspondientes en la Justicia" por que un Decreto de Necesidad y Urgencia tiene vigencia en todo el territorio nacional y "una Cámara Contencioso-administrativa local no puede dejar sin efecto una medida. Es de una irresponsabilidad respecto a la salud de los argentinos".