La relación entre las entidades financieras y las cámaras empresariales se tensa y el ministro de Producción Matías Kulfas volvió a cargar contra las demoras de algunos bancos en otorgar créditos a tasa preferencial para Pymes para hacer frente al pago de salarios de marzo. 

Con más $350.000 millones que el Central dispuso para viabilizar los préstamos, las pequeñas y medianas empresas continuan reportando dificultades para acceder a la línea de crédito al 24% de tasa interés. Desde el inicio de la circular el 8 de abril, sólo se otorgó poco más del 12%.

Frente a un panorama recesivo y el accionar de las entidades bancarias, el jefe de la cartera de producción mostró su maletar: “Pusimos más de $30.000 millones a través del FoGar del Ministerio de Desarrollo Productivo con el que el Estado sale de garante, sobre todo a las empresas más chicas, y los bancos siguen poniendo excusas”, fustigó.  

En tanto, como adelantó BAE Negocios, el 55% de los que accedieron a los $43.298 otorgados corresponden a entidades privadas de capital nacional; 30% de capital internacional y 15% a la banca pública, mientras que, de acuerdo a los datos que se desprenden de AFIP de febrero y que recogió la UIA, sólo entre las firmas de hasta 100 empleados la masa salarial a total a cubrir trepa a $140.460 millones mensuales, y en la industria, entre micro, pequeñas y medianas suma $47.965 millones.

La postura de los bancos responde a una anclaje recesvio de los últimos dos años que, según estiman, se acenturá por el efecto coroanavirus por lo que el temor a no cobrar las cuotas ante posibles quebrantos.

La Casa Rosada instrumentó distintos programas para paliar el impacto en la plaza empresarial. En ese sentido lanzó el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción que prevé la postergación o reducción de hasta el 95% del pago de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino, lo que dejó como contraparitda un aumento del 0,7% del gasto público y 1,5% que se desprende del fondo crédito estimulo puesto en marcha por el BCRA.