Los ministerios de Justicia y de Seguridad acordaron unificar las estadísticas criminales a partir de la creación de un protocolo común. De ese modo se utilizarán los datos del SNEJ (estadísticas judiciales) y el Sneep (estadísticas penitenciarias) de la cartera de Justicia y Derechos Humanos; y el SNIC (estadísticas policiales), de Seguridad; en conveniencia con las pautas establecidas por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc) en su Clasificación Internacional de Delitos con Fines Estadísticos, según se informó.

La formalización del acuerdo se produjo luego de una reunión entre el ministro de Justicia, Germán Garavano, y la ministra de Segurida, Patricia Bullrich.

Garavano destacó que en 2016, la Argentina fue elegida por la Unodc para que inicie el proceso de adopción y elaboración de la Clasificación Internacional, "y así liderar en la región un cambio que apunte a lograr que todos los sistemas estadísticos sean compatibles y comparables"

La clasificación que propone el organismo internacional está basada en conceptos, definiciones y principios convenidos entre naciones con el fin de mejorar la coherencia y comparabilidad internacional de las estadísticas sobre el delito, además de mejorar la capacidad de análisis a nivel nacional e internacional.