A través de un documento dado a conocer en su página oficial horas después de producida la clausura de su II Encuentro internacional en Buenos Aires, el Grupo de Puebla expresó ayer su "rechazo al golpe de Estado en Bolivia", advirtió que "una vez más, la Constitución y el Estado de derecho" de ese país "fueron violados interrumpiendo un mandato constitucional", apuntó contra la oposición política "por la intransigencia, la radicalización y la ruptura democrática" y ofreció su solidaridad "con el pueblo boliviano, su Presidente Evo Morales y su vicepresidente Álvaro García Linera".

Los lideres progresistas exigieron "el respeto a la integridad física de todos y cada uno de los miembros del Gobierno, autoridades locales, militantes, líderes sociales y sus familiares", consideraron de "inaceptable la violencia a la que ya muchos fueron sometidos" y le reclamaron "a los órganos internacionales de derechos humanos" que garanticen "el esclarecimiento de los actos de violencia" en Bolivia.

Pasado el mediodía, el Grupo de Puebla había puesto punto final al encuentro celebrado el fin de semana en Buenos Aires con un documento de 15 puntos en el que entre otras cosas, instaba a promover "la integración latinoamericana y caribeña", llamaba "con urgencia" a rechazar "la articulación del poder judicial con los medios de comunicación" para de esa manera evitar la persecución de los lideres progresistas; y brindaba su apoyo a la "convocatoria de nuevas elecciones" formuladas por Morales, quien horas después anunciaba su renuncia al cargo.

Como si se tratara de un preanuncio de lo que ocurriría horas más tarde, los 32 líderes de 12 países, en su mayoría de América latina, instaban también a que se asumiera en Bolivia el "compromiso público de respetar los mandatos en curso de todas las autoridades legalmente constituidas".

También celebraron "la liberación del ex presidente Lula, víctima de un burdo montaje judicial", se reiteró el "apoyo irrestricto al Acuerdo de Paz de Colombia" y se condenó "una vez más el anacrónico bloqueo económico, comercial y financiero de EE.UU. contra Cuba". También se respaldó "al legítimo reclamo del pueblo de Chile a protestar frente a las desigualdades y las injusticias" y se celebró "el avance imparable del movimiento feminista en el continente".

Pero además, los lideres, entre ellos los ex presidentes Dilma Rousseff (Brasil), Fernando Lugo (Paraguay), José Pepe Mujica (Uruguay) y Ernesto Samper (Colombia), le entregaron al presidente electo, Alberto Fernández la "antorcha del progresismo latinoamericano", colocándolo de esa manera como uno de sus principales referentes.

Más notas de

Horacio Aranda Gamboa

El Gobierno acordó con Santa Fe el envío de más fuerzas federales

Perotti, Frederic y Saín, durante la firma del convenio en la Rosada

Kicillof dijo que la situación de la deuda provincial era "insostenible" y Lacunza lo cruzó

Lacunza y Kicillof arrancaron un mano a mano por la deuda de la provincia

Intendentes del conurbano vigilarán el cumplimiento de Precios Cuidados

Cafiero, Kulfas y Español instruyeron a intendentes

Kicillof se reúne con los intendentes de Cambiemos para destrabar la ley impositiva

Kicillof ya tuvo el respaldo de los jefes comunales del oficialismo

Kicillof avanzará con la ley impositiva en Diputados

Kicillof acusó a la oposición por no dar quorum en el Senado

Adelantan para enero la entrega de tarjetas alimentarias en el Gran Buenos Aires

Arroyo recibió ayer a Espinoza

El Gobierno promulgó la Ley de Solidaridad Social con un veto sobre hidrocarburos

Fernández brindó con periodistas acreditados en la sala de prensa de la Rosada

Fernández avaló las modificaciones y llamó a "construir confianza"

Alberto se reunió con el Consejo de Asesores, encabezado por Juan Manuel Olmos

Ante empresarios, Fernández llamó a poner "en marcha la capacidad productiva"

Fernández pidió "un mayor esfuerzo a las empresas"

Kicillof envió proyecto de emergencia económica, productiva y energética

Magario presidió los anuncios en La Plata